Narcos llevaban 20 kg de cocaína

0
278

22 DE Marzo 2020 – 02:11 Después de ser perseguidos por la ruta 50 fueron interceptados en un cañaveral. Los gendarmes detuvieron a dos hombres.

Con los barbijos puestos, los gendarmes controlan la droga secuestrada.

Horas después de que el presidente Alberto Fernández anunciara un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) dejando en claro que el aislamiento es total y obligatorio en pos de prevenir algún posible contagio de coronavirus (COVID-19), los narcos no tuvieron reparos de lo anunciado y se mandaron a trasladar nada menos que 20 kilos de cocaína de máxima pureza. Fueron descubiertos por personal de Gendarmería Nacional que había montado un control en el acceso a la localidad de Hipólito Yirigoyen, sobre la ruta nacional 50.

El hecho, que ocurrió durante la mañana del viernes, comenzó cuando gendarmes que patrullaban en un móvil observaron una pickup que circulaba con sentido sur-norte desde Pichanal hacia Hipólito Yrigoyen. Los narcos vieron el vehículo oficial de la Gendarmería, que tenía las balizas encendidas, y aceleraron a toda velocidad para darse a la fuga. Los uniformados consultaron online los antecedentes del rodado y les informaron que está radicado en Chaco e intentaron detener su marcha, sin demasiada suerte.

En plena huida los narcos ingresaron a la localidad de Yrigoyen para despistar a sus perseguidores en la zona urbana. Luego retornaron a la ruta nacional 50, con dirección a la ciudad de Orán. Los gendarmes lograron observar cómo arrojaban paquetes al costado de la ruta. Antes de llegar al acceso sur de la ciudad norteña los gendarmes lograron alcanzar a los narcos, y dos de ellos se dejaron caer del vehículo en movimiento con intenciones de darse a la fuga, sin embargo fueron reducidos y detenidos por los uniformados. El resto siguió tratando de escapar.

Llegando a unos cañaverales lindantes a la ruta 50 las fuerzas de seguridad detuvieron la marcha de la camioneta, uno de los delincuentes forcejeó con un gendarme y logró soltarse y huir por el monte. Con dos detenidos y el rodado secuestrado los efectivos buscaron la presencia de testigos hábiles para llevar a cabo la prueba de narcotest de los 20 ladrillos encontrados a unos 3 kilómetros de distancia.

Integrantes de Criminalística y Estudios Forenses llevaron a cabo las pruebas de campo que arrojaron resultado positivo para cocaína. Se decomisó un total de 20,545 kilogramos. Los gendarmes, con el barbijo puesto, se pusieron en contacto con el fiscal federal de la zona para recibir las órdenes y proceder al respecto.

De esta manera dos narcos fueron puestos a disposición de la Justicia Federal.

Tanto los detenidos como la camionata en la que se movilizaban y la droga secuestrada quedaron a disposición del Juzgado Federal correspondiente.