Qué exámenes médicos deberías hacerte anualmente

0
76

Cuáles son los chequeos fundamentales según cada etapa de la vida

Tener una alimentación sana, hacer actividad física, ser felices, descansar adecuadamente y evitar el estrés son los pilares para mantener un cuerpo sano. Pero no todo concluye en ello. Para chequear que el organismo esté en el equilibrio deseado es necesario realizarse una serie de estudios médicos a lo largo de toda la vida.

Antes de enumerarlos, recordá recurrir al oftalmólogo cada dos años para corroborar que todo ande bien con la vista. En tanto, debés acudir al odontólogo por lo menos cada seis meses.

Estudios que debés realizarte entre los 20 y los 35 años

• Sangre: para detectar anemia, infecciones, glucosa, leucemia u otro tipo de cáncer.

• Colesterol: suele estar incluido en el examen de sangre. Por lo menos hay que hacerse uno a partir de los 20 años. También se hace al menos una vez durante el embarazo.

• Presión arterial: se recomienda medirla cada dos años si ronda los 120/80. Si está entre 120/80 y 130/89, habrá que hacerse el examen cada año; pero si es superior, el especialista te indicará métodos para bajarla. A las embarazadas se les toma la presión en cada visita al obstetra.

• Peso: este es un examen de rutina. Tanto el exceso como el faltante traen problemas de salud. Como con la presión arterial, si estás esperando un hijo, el obstetra te pesará cada vez que lo visites.

• Orina: se suele solicitar cada dos años para detectar infecciones urinarias, controlar la diabetes y ver cómo funcionan los riñones. Te lo harán hacer al menos una vez durante el embarazo.

• Papanicolau y colposcopia: con el pap se detectan algunas infecciones vaginales; la colposcopia observa el estado del tejido del cuello uterino. Todas deben hacerce este estudio a partir de iniciadas las relaciones sexuales una vez al año y de por vida.

• Lunares: pedile al dermatólogo que los mire. Si hay alguno con colores diferentes o de forma extraña te indicará un estudio más exhaustivo.

Entre los 36 y 65 años

A los estudios anteriores hay que agregar:

• Mamografía: a partir de los 40 años, todos los años para detectar si hay tumores.

• Ecografía mamaria: suele indicarse a partir de los 45 años, pero queda a criterio del ginecólogo.

• Ecografía transvaginal: con esto se estudia el útero, los ovarios y las trompas de Falopio con detalle y se observa si hay quistes o tumores. Se lo solicita a las embarazadas y en forma anual a quienes tengan más de 50 años.

• Examen colorrectal: a partir de los 50 años hay que hacerse pruebas para descartar o detectar cáncer de colon y de recto.

• Diabetes A1c: es habitual que se solicite cada 3 años a partir de los 45. Este informa la cantidad que hubo de glucosa en sangre entre las 8 y las 12 semanas anteriores al estudio.

• Tiroides: el primer examen lo hace el médico palpando el cuello para detectar si la glándula tiroides tiene un tamaño normal o verificar si hay nódulos.

• Densitometría ósea: sirve para medir la densidad de calcio de los huesos; detecta la posible presencia de osteoporosis y de riesgo de fracturas óseas. Tu doctor determinará cuál es el mejor momento para realizarlo de acuerdo a tu historia clínica.

• Radiografía de tórax: cada dos años los no fumadores y en forma anual los fumadores.

• Prueba de esfuerzo ergométrica: para ver cómo anda el sistema cardiovascular. Tu médico dirá cuándo y cada cuánto tenés que hacerla.

De los 66 años en adelante

Todos los estudios anteriores. Lo óptimo es hacerse los clínicos cada seis meses, que serán más detallados y personalizados.

• Control gastrointestinal: se solicitarán gastroscopías y colonoscopías cada 5 años.

Fuente: El civismo