Reino Unido: Boris Johnson pagó una multa por fiestas durante la pandemia

0
177

Mientras los británicos tenían prohibido salir de su casa y reunirse, el premier y sus allegados organizaron una docena de reuniones en la sede del gobierno. Scotland Yard investigó las denuncias

Boris Johnson se convirtió en el primer jefe de gobierno británico en ejercicio de su cargo en ser multado por infrigir la ley. El premier, acosado por pedidos de renuncia por parte de la oposición, pagó la multa que le aplicó la policía por el escándalo de las fiestas ilegales celebradas en Downing Street durante los confinamientos impuestos por la pandemia.

Durante las últimas horas, el protagonista pidió “disculpas completas”, pero se negó a dimitir a sus funciones tras abonar la multa de 50 libras (65 dólares), según medios británicos.

Su esposa y madre de sus dos hijos menores, Carrie Johnson, también fue multada. En total Scotland Yard emitió más de 50 penalizaciones en el marco de la causa iniciada por los escandalosos festejos durante la cuarentena organizados en la sede del gobierno cuando el país estaba sometido a un férreo confinamiento para evitar la propagación del coronavirus.

Scotland Yard indicó que remitió más de 50 multas en relación con 12 actos organizados en 2020 y 2021 tanto en Downing Street, donde se ubican la residencia y despacho oficiales del primer ministro, como en otros edificios gubernamentales, incluidos al menos tres a los que supuestamente asistió el jefe del Ejecutivo.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, pidió inmediatamente la dimisión del número uno y número dos del ejecutivo: “Boris Johnson y Rishi Sunak infringieron la ley y mintieron repetidamente a los ciudadanos británicos”, tuiteó.