SorteoMundialQatar:“el grupo de la muerte”,la histórica frase que inventó unDT en México1986

0
185

Omar Borrás tiene 92 años y marcó una era en el fútbol uruguayo. Carlos Bilardo lo destacó en su libro autobiográfico. En su país lo aman y lo critican en la misma medida. Descubrió a Francescoli y potenció al Maestro Tabárez. Su frase fue directo a la enciclopedia del fútbol mundial.

México 1986 fue el Mundial de Diego Armando Maradona. Fue, también, la Copa del Mundo de otras grandes micro historias que se volvieron inmortales, como es la de la aparición de la frase “el grupo de la muerte”, vociferada en esa cita por Omar Borrás, entonces DT de la Selección de Uruguay que llegó a esa cita luego de 12 largos años de ausencia y que si no superó los octavos de final fue, justamente, porque el 10 argentino se los impidió.

El 13 de junio de 1986, Uruguay igualó 0 a 0 con Escocia en el último partido de su Grupo de esa Copa del Mundo, el E, y Borrás lanzó la que hasta hoy es una de las frases más usadas en los torneos de fútbol más importantes de mundo: “Hemos sobrevivido al llamado grupo de la muerte. Eso fue lo que pasó hoy, había un asesino en el campo. El árbitro”, lanzó Borrás.

Leé también: Uruguay y Ecuador se clasificaron al Mundial de Qatar en una fecha impresionante de Eliminatorias

Omar Borrás, entrenador de la Selección de Uruguay en México 1986 (TN Pic).
Omar Borrás, entrenador de la Selección de Uruguay en México 1986 (TN Pic).

Qué pasó

En ese partido de Uruguay con Escocia, el jugador uruguayo José Batista había sido expulsado a los 56 segundos de juego, récord en la historia de los mundiales. Por esa frase, la FIFA multó con 25.000 francos suizos a la Federación Uruguaya, y advirtió sobre una posible expulsión si continuaba la inconducta futbolística de los jugadores. Además, suspendió a Borrás por un partido “por llamar ‘asesino’” al juez del partido, el francés Joël Quiniou.

Pese a no ganar un solo partido de su grupo e incluso perder por goleada el segundo, los “Charrúas” avanzaron a la siguiente instancia, la de octavos de final, donde se cruzaron con la Selección argentina de Diego Armando Maradona y perdieron 1-0 con gol de Pedro Pasculli.

Uruguay en la fase de grupos del  Mundial de México 1986.
Uruguay en la fase de grupos del Mundial de México 1986.

Dos historiadores y especialistas del fútbol uruguayo, Sergio Gorzy y Atilio Garridos, recordarin en diálogo con TN aquella experiencia de Uruguay en México 1986 y, fundamentalmente, la historia de la particular llegada de Omar Borrás a la dirección técnica del seleccionado y el derrotero de un ciclo que tuvo picos de ilusión y un golpazo final.

“Aquella frase de ‘el grupo de la muerte’ se dijo por el grupo que nos tocó en el Mundial del 86 que era con Alemania, Escocia y Dinamarca”, apuntó Gorzy y contó sobre Borrás: “Él es preparador físico. Y digo es porque Omar vive, tiene 92 años y está muy lúcido”.

Omar Borrás (www.tenfield.com.uy)
Omar Borrás (www.tenfield.com.uy)

Consultado por las feroces críticas que muchos medios de entonces le hicieron al DT por decisiones que consideraban inexplicables, Gorzy prefirió no opinar y sí informar: “Borrás dirigió Huracán Buceo, al que agarró en la B y lo subió a la A por primera vez. También dirigió a Wnaderers y ese equipo fue el primer urugayo en la Copa Libertadores después de Peñarol y Uruguay. Él fue también el que llevó al Maestro Tabárez a al Seleccion que después ganó la Medalla Panamericana. Con Borrás, Uruguay ganó la Copa América del 83 y se clasificó al Mundial después de 12 años. Sí fue polémico porque la gente le reclamaba que no pusiera a Rubén Paz y sí a algunos jugadores discutidos, pero hizo cosas muy importantes”.

Recordó el mencionado historiador, además, que el mismísimo Carlos Salvador Bilardo reconoció en su libro de cómo ganó el Mundial del 86 que “si Rubén Paz entraba antes contra Argentina, nos ganaban”.

Omar Borrás en la tapa del diario tras la eliminación de Uruguay en el Mundial de México 1986 (Diario Ultimas Noticias).
Omar Borrás en la tapa del diario tras la eliminación de Uruguay en el Mundial de México 1986 (Diario Ultimas Noticias).

Por su parte Atilio Garrido, icónico periodista “Charrúa”, recordó con detalle las historias más interesates de la vida de Omar Borrás.

Quién es Omar Borrás

“El profesor Borrás es diplomado en la escuela de Educación Física, escribió un libro en su juventud sobre entrenamientos, es un hombre proviente de una familia de clase bastante alta, a punto de que su padre tenía un castillo llamado “Profesor Omar Borrás”, que tenía una piscina enorme para que fueran los niños del barrio porque estaba en una zona de bajos recursos y él era un hombre muy solidario.

La carrera de Omar Borrás

“Después de trabajar como profesor de educación física, ingresó al fútbol en el Club Atlético Cerro, que estaba dirigido por Ondino Viera, otro de los grandes referentes del fútbol uruguayo y el que enseñó el fútbol en Brasil. Borrás empezó a trabajar con él en Cerro en el primer lustro de la década del 60, y construyeron un equipo muy fuerte que llegó a jugar contra Flamengo, River y Boca”.

El “robo” a Uruguay en Inglaterra 1966

“Uruguay tuvo una buena actuación en Inglaterra, pero nos robaron junto con la Argentina, eso está probado por el cruce de juces. Cuando se pasa a octavos de final se establecía que los jueces de países clasificados no participaban y el presidente de la FIFA, que era EL inglés Stanley Rous, convocó a un comité de arbitraje con el inglés Ken Aston, un coreano y otro que no llegó porque se viajaba en trenes nocturnos y bueno, ahí nombran los jueces: el alemán Rudolf Kreitlein hizo el partido Inglatrerra-Argentina, y el nuestro, el de Uruguay-Alemania, lo hizo un inglés que a los cinco minutos no da el famoso penal de Karl-heinz Schnellinger, que sacó la pelota del ángulo con la mano y no lo cobró. Ahí estaba Borrás, que era el preparador físico de ese equipo y que llegó a pelear por cuartos de final”.

Karl-heinz Schnellinger versus Uruguay en el Mundial de Inglaterra 1966.
Karl-heinz Schnellinger versus Uruguay en el Mundial de Inglaterra 1966.

La revolución de Borrás en Uruguay

“Después de ese Mundial del 66 él siguió trabajando como docente en el marco del fútbol, hasta que llegó a Huracán Buceo, que fue todo un boom cuando subió a Primera en el año 68 y jugó en el 69 en la máxima categoría. Hubo muy buenas actuaciones del equipo, terminó con la valla menos vencida, llenaba el vestuario y era una locura”.

Borrás a la Selección, ¿de la mano de la dictadura?

“A comienzos de los 80, ya con el regimen iniciado en 1973 y que se extendió hasta 1985, Borrás era profesor de educación física e ingresó a la Asociación Uruguaya de Fútbol en un cargo que hoy sería el de Gerente Deportivo. Allí él trabajó en asesoramiento deportivo y en el año 82 invitaron a Uruguay a jugar la Copa de Oro en India y nadie agarraba la Selección que ni siquiera se clasificó a España 82, entonces él que ocupaba el cargo ese de manager, aceptó el cargo que le propuso el Coronel Matías Vázquez, que no era pro dictadura sino un militar al que le gustaba el fútobl y pensó en Borrás”.

Del fracaso a la ilusión

“Entonces ahí nombran a Borrás y, como la generación de España 82 fracasó, armó un equipo nuevo, de jovenes, para ir a la India. Llamó, por ejemplo, a Enzo Francescoli, que era muy jovencito, había sido campeón juvenil. Fueron a la India y volvieron campeones”.

Multitudes para ver a la Selección de Borrás

“Llega la eliminatoria del 83 y él logra el fenómeno de volver a llenar el Estadio Centenario cuando jugaba la Selección. El hincha venía muy enemistado con el equipo, pero empezaron a volver y, aunque tenía a la prensa en contra, el equipo ganaba, ganaba y ganaba, y se clasificó a México 1986 después de no estar, recuerde que uruguay no se clasificó al Mundial 78 ni al 82, entonces volvimos a los Mundiales con él, pero ahí se cometió un error muy grande porque se aceptó hacer una gira agotadora por el mundo y los jugadores llegaron a México agotados físicamente. Cuando llegaron, estaban totalmente fundidos”.

Qué pasó en México 1986

“Se había formado un gran equipo que pudo dar más, pero el 6-1 con Dinamarca confirmó lo que se venía diciendo, que era que Borrás ya había perdido un poco las riendas pero yo no sé si fue culpa de él. Esa es la historia. Después de eso, él se fue a Omán, donde es Dios, hizo una fortuna, ganó siempre y lo quieren con locura”.

Llegaron a decirle “chanta”

“Bueno, decían muchas cosas. Él era un tipo que había estudiado mucho y tenía gran experiencia…. No sé, también decían que la señora le armaba el equipo y bueno… puede ser que haya insistido por algun jugador (se ríe)”.