viernes, mayo 24

Una PASO entre Massa y Kicillof?: el plan que agita un sector del peronismo en medio de presiones al gobernador

0
215

La idea ya circulaba como especulación, pero un intendente la planteó públicamente. Kicillof defiende su reelección. ¿Cortocircuito con La Cámpora?

¿Una PASO entre Massa y Kicillof?: el plan que agita un sector del peronismo en medio de presiones al gobernador

De cara a las elecciones primarias (PASO) de agosto los distintos sectores del peronismo empiezan a hacer cálculos sobre la candidatura presidencial y hay quienes ya se animan a plantear que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro de Economía, Sergio Massa, pueden ser claves para mejorar la competitividad del Frente de Todos.

La idea no es nueva pero era apenas parte de las múltiples especulaciones que siempre se echan a correr antes de una elección. Sin embargo, el senador bonaerense Francisco «Paco» Durañona se convirtió en el primero en salir a plantear públicamente que Kicillof y Massa deberían competir en las PASO.

«Para llegar competitivos a la elección, es fundamental organizar una gran PASO en todas las categorías del Frente de Todos. Sergio Massa y Axel Kicillof, sin dudas pondrían los ingredientes necesarios para la gran discusión nacional sobre el inicio de un nuevo ciclo», expresó el senador a través de Twitter.

Durañona es también ex intendente de San Antonio de Areco y un referente del PJ bonaerense en el interior provincial. Su pedido va en línea con el plan que desde hace algún tiempo deja trascender La Cámpora: que Kicillof no busque la reelección en la provincia de Buenos Aires y se postule para la Presidencia.

De hecho, el tuit de Durañona fue acompañado por un artículo periodístico que hacía referencia a la idea que promueve Máximo Kirchner, líder de la agrupación, en conjunto con un grupo de intendentes del conurbano bonaerense encabezado por el jefe de Gabinete del gobierno provincial Martín Insaurralde. Pero Kicillof se resiste a esta posibilidad.

¿Massa y Kicillof a las PASO?: la incógnita del ministro y la clave del próximo dato de inflación

En el massismo, en tanto, no se mueven ni un milímetro de la línea que marcó su líder apenas desembarcó en el Ministerio de Economía: nada de hablar de candidaturas, solo de la gestión para atender los problemas más urgentes que enfrenta el Gobierno, con la inflación y la escasez dólares al tope de las preocupaciones.

Kicillof resiste las presiones para competir en la elección nacional y buscará un nuevo mandato en la Provincia

Sin embargo, intendentes bonaerenses, gobernadores y hasta la CGT esperan que Massa acepte ser candidato. Saben que el propio ministro niega tanto en público como en privado esa posibilidad con el argumento de que le prometió a su familia tomarse un descanso de la política y esperar a 2027.

La clave, repetida hasta el hartazgo por distintas fuentes del peronismo, está en que Massa logre su objetivo de llegar a abril con una inflación mensual de 3%. Eso le daría la plataforma para que todo el peronismo exalte su gestión -que empezó en medio del incendio que dejó la renuncia de Martín Guzmán- y se lance a la campaña.

El dato de inflación de noviembre del 4,9%, sensiblemente menor al 6,3% de octubre alimentó el todavía tímido «operativo clamor» por una candidatura presidencial del ministro. Ahora la expectativa está en el índice de precios de diciembre que se dará a conocer el 12 de enero.

De cualquier forma, entre los peronistas que lo quieren como candidato pinchan: «Si se pasa 4 años en el llano, ¿a dónde va ir en 2027?». La definición será entre marzo y abril, aunque podría estirarse a mayo, según fuentes oficialistas consultadas por iProfesional. El plazo para oficializar las candidaturas vence el 24 de junio.

La presión que empieza a crecer sobre Kicillof

La incertidumbre que generó la vicepresidenta Cristina Kirchner al anunciar que no será «candidata a nada» y afirmar luego que no se trata de un «renunciamiento» sino de una «proscripción» por parte de la Justicia puso a la totalidad del Frente de Todos -incluido el presidente Alberto Fernández– a recalcular. «Igualmente, la última palabra la va a tener ella», deslizó a iProfesional una fuente oficilista de buen vínculo con el kirchnerismo.

Esto puede constituir un problema en el mediano plazo para Kicillof, cuya llegada al Gobierno bonaerense fue una decisión de la vicepresidenta, al igual que el desembarco de Insaurralde en su Gabinete tras la derrota electoral de 2021. Esa orden fue sentida en el entorno del mandatario como una intervención y le llevó tiempo digerirla.

La idea de una PASO con varios candidatos en el Frente de Todos es defendida también por Alberto Fernández

En el kirchnerismo entienden que el gobernador bonaerense es la figura que mejor contiene a los votantes más fieles a Cristina Kirchner y un sector apuesta a que ella, así como lo ubicó en la Provincia, le pida en algún momento que deje ese lugar y se postule como candidato presidencial. Pero Kicillof quiere ir por la reelección como gobernador y ya dio varias señales al respecto.

El 29 de diciembre pasado, durante un acto en la Plaza Malvinas de la ciudad de La Plata, el gobernador expresó: «Le vamos a pedir a esta provincia que nos acompañe para seguir transformándola». En su entorno aseguran que está trabajando con ese objetivo y que no le dan valor a los trascendidos sobre una eventual candidatura presidencial.

¿Un rival interno para el gobernador?

No obstante, el conocimiento que tiene Kicillof sobre la idea que sostiene por lo menos una parte del kirchnerismo le da otro color a un detalle que se observó en su última aparición junto a Cristina Kirchner: se encargó personalmente de relanzar el «operativo clamor» para que la vicepresidenta vaya por otro mandato.

«A vos, Cristina, te necesitamos para seguir avanzando con los derechos en el futuro», fue la frase con la que el gobernador bonaerense cerró su discurso en el acto que encabezó la vicepresidenta la semana pasada en el partido bonaerense de Avellaneda.

El plan de La Cámpora para Kicillof tiene otra arista incómoda para el gobernador. Desde hace algunas semanas empezó a trascender que Insaurralde, aliado de Máximo Kirchner y hombre de diálogo frecuente con la vicepresidenta, quiere ser candidato en la Provincia.

En el distrito más poblado del país y por lo tanto estratégico para las elecciones nacionales, las definiciones también se empezarán a tomar entre marzo y abril.

F:Iprofesional