domingo, junio 16

Al gobernador de La Pampa no le gustó el dato de pobreza del INDEC y tomó una insólita decisión

0
162

El organismo nacional había informado que 36,5% de sus habitantes eran pobres. Sergio Ziliotto mandó a 120 personas a realizar un trabajo de campo durante un mes y logró otros resultados.

Una polémica por las cifras de pobreza e indigencia atraviesa a la provincia de La Pampa desde hace unos días. Luego de que en la medición nacional el INDEC señalara que allí había un 36,5% de pobres y 13,2% de indigentes, el gobernador peronista, Sergio Ziliotto, mandó a elaborar un indicador propio que, tras un mes de recopilación de datos, arrojó cifras diametralmente opuestas.

El gobierno provincial armó un grupo de 120 personas, entre funcionarios y encuestadores, a los que desplegó durante 30 días por el conglomerado Santa Rosa-Toay, que es el mismo sector en el que el INDEC se basa para realizar la encuesta permanente de Hogares, que da lugar a la medición de Pobreza e Indigencia en el país.

En base a 1000 hogares relevados se elaboró el Índice de Vulnerabilidad. Las cifras que arrojó, fueron las siguientes: 15,1% de pobreza y 3,7% de indigencia.

Sin embargo, desde el área de Desarrollo Social de La Pampa aclararon -y generaron más confusión- que esos índices se alcanzaban cuando se computaban los programas nacionales y provinciales. Si sólo se tuviese en cuenta los ingresos declarados, la pobreza sería de 17,4% y la indigencia del 8,4%. Cifras igualmente lejanas a las que informó el INDEC.

El presidente, Alberto Fernández, con el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto.
El presidente, Alberto Fernández, con el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto.

Qué es el RAFE, el plan de asistencia provincial

El gobernador pampeano, Sergio Ziliotto, ante los alarmantes datos que había arrojado el organismo de estadísticas y censos nacional decidió implementar un refuerzo en alimentos a las familias más carenciadas.

De esta manera, inyectó más dinero al programa de Refuerzo Alimentario Focalizado Extraordinario (RAFE) que había creado por decreto el 20 de abril de 2022 lo que implicó una inversión de 833 millones de pesos.

El mismo se enfocó en 10500 familias que ya contaban con asistencia social, pero carecían de la Tarjeta Alimentar.

Según el gobernador y sus funcionarios, la medición del INDEC no tuvo en cuenta la aplicación del programa asistencial alimentario en su medición y, a raíz de ello, las cifras publicadas.

El nuevo Índice de Vulnerabilidad tomó para su medición la base de datos entre los que reciben asistencia mediante planes nacionales, provinciales y municipales, además de información cruzadas con los ministerios de Desarrollo Social, de Salud y el de Conectividad y Modernización.