Caos en Afganistán: ISIS-K se adjudicó un múltiple atentado terrorista afuera del aeropuerto de Kabul

0
672

Fuentes extraoficiales ya hablan de 30 muertos. El Gobierno norteamericano confirmó el deceso de doce marines

La situación en Afganistán continúa empeorando luego de un triple atentado suicida con bombas en en las afueras del aeropuerto de Kabul, donde miles de personas aguardaban para ingresar a la terminal aérea para huir del país que cayó en manos de los talibán. Hasta el momento se confirmaron 13 muertos, aunque extraoficialmente ya se habla de 60. Entre ellos se encuentran niños.

Pese a que se desconocía la autoría del atentado, el grupo terrorista ISIS-K, una rama autoproclamada del grupo terrorista ISIS -aunque la relación entre ambos grupos no es del todo clara- reivindicó oficialmente el ataque

Al respecto del atentado, tanto Washington como la OTAN habían alertado en el día de ayer sobre la amenaza de que esto ocurriera, por lo que recomendaban a sus ciudadanos mantenerse alejados de la zona.

John Kirby, vocero del Pentágono, fue el primero en confirmar oficialmente la noticia esta mañana en Twitter, donde continuó subiendo actualizaciones desde los hechos. “Podemos confirmar que la explosión en la Abbey Gate fue el resultado de un ataque complejo que resultó en una serie de muertes de civiles y estadounidenses. También podemos confirmar al menos otra explosión en el Hotel Baron o cerca de él, a poca distancia de Abbey Gate”.

Desde el grupo talibán condenaron el atentado, fue el portavoz Zabihullah Mujahid quien repudió “enérgicamente el bombardeo de civiles en el aeropuerto de Kabul” y culpó a Estados Unidos porque eran “responsables de la seguridad”. Y concluye: “El Emirato Islámico está prestando mucha atención a la seguridad y protección de su gente, y los círculos malignos serán detenidos estrictamente”.

La situación en la capital afgana continúa complicándose con la confirmación de la muerte de doce marines producto del atentado. La cifra fue informada por el vocero del Pentágono, el general Kenneth F. McKenzie, quien en conferencia de prensa alertó: “Esperamos que los ataques continúen”. En un comunicado Kirby calificó como un “ataque atroz”.

Los eventos presionan aún mas al Gobierno estadounidense por el fracaso en la retirada de tropas de Afganistán que ya se cobró la vida de cuatro norteamericanos en servicio y podría acelerar aún más la evacuación para retirar a todas las fuerzas de allí lo antes posible. Esto, a su vez, implicaría que la evacuación de civiles se terminé antes de lo planeado para pasar a retirar al total de las tropas