Cositorto y otras 13personas seguirán presas por asociación ilícita y estafas

0
55

La medida la dispuso la fiscal Juliana Companys, en la causa por defraudación a múltiples ahorristas. Además otorgó seis libertades condicionales.

La fiscal de instrucción de Villa María Juliana Companys ordenó la prisión preventiva deLeonardo Cositorto y otros 13 imputados por asociación ilícita y estafas reiteradas en la causa por defraudación a múltiples ahorristas. Companys dispuso además la libertad condicional para seis investigados en el expediente.

La orden de prisión preventiva abarca, además del líder Generación Zoe, a Maximiliano Batista, Claudio Javier Álvarez, Silvana Verónica Abellonio, Silvia Rosa Fermani, Ivana Analía Álvarez, Silvio Eduardo Schamne, Florencia Anahí Álvarez, Agustín Nicolás Pereno, Marcelo Javier Valdéz, Federico Moreno, Andrea Mariela Sánchez, Norman Próspero y Gustavo Antonio del Jesús Saavedra.

La fiscal de instrucción del segundo turno de Villa María dispuso además la libertad condicional para otros seis imputados en la causa, Claudia Beatriz Pereyra, Susana Beatriz Luján, Martín Sebastián Pereyra, René Omar Udrízar, Cristian Omar Delgado y Gabriela Fernanda Álvarez.

Companys tiene secuestrados por esta causa un millón de dólares y siete millones de pesos, y solo en Córdoba son más de 1000 los estafados por estas maniobras.

Trasladan a Leonardo Cositorto a Rosario, donde lo imputarán por estafas

A Cositorto lo trasladarán a Rosario, donde será imputado por la justicia local junto a otras tres personas bajo las sospechas de estafar al menos a 11 víctimas.

El fiscal de la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario Mariano Ríos Artacho explicó que en Rosario el monto de la estafa alcanza, en principio, los 100.000 dólares pero que puede haber más damnificados, y que el monto de las maniobras podría elevarse a los 250.000 dólares.

Cuáles son las acusaciones que se le hacen a Leonardo Cositorto

Las estafas atribuidas a Cositorto son en la modalidad conocida como “piramidal”, por las que se ofrecían intereses muy rentables para los que hacían inversiones, aunque muchos de los aportantes nunca recibieron la devolución de los fondos.

A las víctimas les pedían una inversión en dólares y les prometían que iban a recuperar el 7,5% mensual. Según Companys en otras localidades usaban otros rubros para captar personas, como negocios de hamburguesas o hasta equipos de fútbol.

Se sospecha que con esos recursos Cositorto financiaba emprendimientos particulares. Tanto en Córdoba como en la ciudad de Buenos Aires se hicieron varios allanamientos donde se encontraron miles de dólares y también los emprendimientos como ser Zoe Burguer, Zoe Mascotas, y Zoe Capital, entre otros.

La de Villa María es la causa más grande que afronta el empresario, que tiene además tiene procesos judiciales en Corrientes y la ciudad de Buenos Aires.