viernes, febrero 23

Desde mayo será más caro financiarse con la tarjeta de crédito

0
119

Es por la suba de tasas que realizó el Banco Central para tratar de contener la inflación y la escalada de los dólares alternativos. La falta de actualización de los límites y el encarecimiento del costo, los plásticos se usan cada vez menos.

A partir de mayo, refinanciar el saldo pendiente en la tarjeta de crédito será más caro. El costo pasará a 80% nominal anual, tres puntos porcentuales más que el valor que regía hasta abril.

Esta tasa limitada por el Banco Central (BCRA) es la que se aplica sobre saldos de hasta $200.000. Es una medida heredera de la que se tomó durante la pandemia, cuando la autoridad monetaria había establecido refinanciación al 0%.

Con el paso del tiempo y las reaperturas, la limitación se fue achicando y el costo subió al ritmo de los incrementos en la tasa de referencia. Precisamente, el último jueves el Directorio del BCRA definió un alza de 300 puntos básicos en el rendimiento de las Leliq y los plazos fijos, que se replicará también en el valor de refinanciar la deuda con plásticos.

Con el foco en la disparada del dólar alternativo y la inflación, el Banco Central subió 300 puntos básicos su tasa de referencia y la llevó a 81%. (Foto: NA)
Con el foco en la disparada del dólar alternativo y la inflación, el Banco Central subió 300 puntos básicos su tasa de referencia y la llevó a 81%. (Foto: NA)

Debido a la inflación, el tope de $200.000 resulta cada vez más acotado para los consumos que se hacen con tarjeta de crédito. Según la normativa vigente, a aquellos clientes que deban refinanciar saldos por una cifra mayor se les aplicará un cargo que no puede superar en más del 25% a la tasa de interés promedio que los bancos cobran sobre los préstamos personales.

Según el último informe monetario mensual, durante marzo la tasa de interés correspondiente a los préstamos personales promedió 79,7% nominal anual (116,4% efectiva). En cambio, de acuerdo con el régimen de transparencia del BCRA, los bancos cobran entre 110% y 180% por refinanciar saldos impagos en tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito se usan cada vez menos

Los datos de stock de préstamos otorgados con tarjetas de crédito crece menos que la inflación. Según los cálculos de la consultora LCG, en marzo la financiación con plásticos mostró una caída real de 0,3% mensual y de 12,6% interanual.

La falta de planes de cuotas y la poca actualización de los límites de compra conspiran en contra del consumo con tarjetas de crédito. (Foto: Juan Vargas/NA).
La falta de planes de cuotas y la poca actualización de los límites de compra conspiran en contra del consumo con tarjetas de crédito. (Foto: Juan Vargas/NA).

Para Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, esta dinámica tiene varias razones:

  • Una menor oferta de cuotas.
  • Una autolimitación por parte de los consumidores a comprar en cuotas debido a los mayores costos por financiamiento.
  • Un parque de tarjetahabientes que tiende a achicarse por el incremento del riesgo crediticio.
  • Límites de crédito que no crecen con la frecuencia y en el importe necesario para absorber los mayores gastos.

Desde LCG, señalan que la baja actividad económica que esperan para esta año seguirá afectando la demanda de crédito, junto con costos financieros más altos y la típica incertidumbre electoral. “Sin embargo, durante el año podrían observarse períodos con una mejor dinámica producto de políticas aisladas de fomento al consumo como el Ahora 30″, apuntaron los economistas de la consultora.

También aumentó el costo de los préstamos subsidiados

Durante la pandemia, el BCRA relanzó la línea de inversión productiva, con tasas subsidiadas para las mipymes y empresas de salud, entre otros rubros. A principios de marzo, prorrogó su vigencia hasta septiembre de este año.

La suba de tasas también afectó a estas líneas, que desde ahora tienen un costo mayor:

  • Para proyectos de inversión productiva realizados por mipymes, el interés pasará de 64,50% a 67,50% nominal anual.
  • Cuando se trate de la financiación de capital de trabajo y al descuento de cheques de pago diferido y facturas de crédito electrónicas mipyme, la tasa se elevó de 74,50% a 77,50% nominal anual.
  • También pasan a pagar 77,50% las empresas de cualquier tamaño que destinen los fondos a adquirir maquinarias y equipos producidos por mipymes argentinas.