martes, abril 16

Doble crimen en Coronel Moldes: A los hermanos los torturaron hasta matarlos

0
67

Otro despiadado y sangriento crimen conmociona a la sociedad salteña. A medida que pasan las horas los detalles que salen a la luz son estremecedores. El domingo pasado encontraron sin vida a los hermanos Néstor Martín Suárez, de 73 años, y Roberto Gabriel Suárez, de 70. Fuentes investigativas consultadas por este diario señalaron que se trató de un violento doble crimen, ambos fueron esposados y torturados hasta su muerte.

Otro despiadado y sangriento crimen conmociona a la sociedad salteña. A medida que pasan las horas los detalles que salen a la luz son estremecedores. El domingo pasado encontraron sin vida a los hermanos Néstor Martín Suárez, de 73 años, y Roberto Gabriel Suárez, de 70. Fuentes investigativas consultadas por este diario señalaron que se trató de un violento doble crimen, ambos fueron esposados y torturados hasta su muerte.

En un primer momento, el hecho fue denunciado como un extravío de dos hermanos para transformarse horas después en un espantoso doble homicidio. Desde el viernes pasado Néstor Martín, a quien apodaban “Negro”, y Roberto Gabriel, alias “Pirulo”, eran buscados por familiares y amigos.

Los cadáveres fueron hallados en el interior de la finca La Unión, a unos 3 kilómetros del centro de Coronel Moldes, localidad ubicada en la zona sur de la provincia, a 60 kilómetros de la capital. Al recibir el permiso de la familia, los uniformados junto a un testigo ingresaron a la vivienda y encontraron en la parte del comedor a Pirulo Suárez. Al cabo de varios minutos hallaron al Negro, Néstor Martín, en la cocina.

Las fuentes consultadas por El Tribuno indicaron que ambos hermanos habían sido esposados. En el momento del hallazgo uno de ellos no tenía las esposas, pero sí las marcas en sus muñecas, mientras que el otro tenía una de las esposas puestas y la otra estaba abierta. Las manos de los dos se encontraban juntas.

Las mismas fuentes dijeron que el motivo de haber maniatado a los hombres tiene que ver con las torturas que les habrían proferido, acción despiadada que tuvo como objeto hacer que los hombres confiesen dónde se encontraba el dinero. Para los delincuentes, los hermanos guardaban una suma importante.

Las sospechas

En medio del derrotero que sufrieron los Suárez, para los sabuesos no es menor un dato que conduce a sospechar de una persona perteneciente al círculo íntimo de la familia, la misma habría estado en la finca para visitar a las víctimas pero; sin embargo, se retiró al parecer pensando que no había nadie, según manifestaron.

De acuerdo a la investigación, los Suárez tenían una suma importante de dinero producto de la venta de varios lotes en la zona, información que no era ajena al principal sospechoso, quien habría oficiado como entregador o bien actuó junto a un segundo sujeto para perpetrar el brutal asesinato de los hermanos moldeños.

El fiscal penal Gabriel González, quien se encontraba trabajando en la localidad de General Güemes y ahora reviste en la jurisdicción centro, está a cargo de la investigación. Desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) informaron sobre la detención de dos jóvenes de 22 y 26 años a raíz de allanamientos realizados entre el miércoles y ayer.

El primer detenido fue asistido por un defensor oficial, y se abstuvo de declarar. Fue imputado de manera provisoria por el delito de “homicidio criminis causa y alevosía”, el fiscal solicitó al Juzgado de Garantías 5 la prisión preventiva.

Respecto del segundo detenido, luego de la audiencia de control de legalidad realizada ayer, también iba a ser imputado.

Auto abandonado

Lo que disparó y condujo al hallazgo de los cuerpos fue un llamó al 911 para informar que hacía tres días un auto, Renault Sandero o Clío color blanco, había sido abandonado en El Carril, cerca de la entrada a El Mollar. Junto al alertante los policías se dirigieron hasta el lugar donde hallaron el vehículo. En su interior tenía la documentación de una de las víctimas, sin encontrar las llaves de ignición.

A partir de ese momento se contactaron con familiares de los hermanos y se dirigieron hasta la finca, encontrando un escenario dantesco. Previo al hallazgo, un familiar había denunciado el extravío de sus tíos.

El dolor de una sobrina

Me arrebataron a mis dos seres más queridos. Me sacaron parte de mi vida. No tiene explicación todo esto. Solo pido JUSTICIA por mis dos tíos Pirulo y Negro Suárez.

En nombre de la familia Suárez queremos dar a conocer a la familia, amigos, vecinos y medios de comunicación que bien tengamos noticias daremos a conocer cuándo se llevará a cabo el sepelio de nuestros tíos Néstor Martín (Negrito) y Roberto Gabriel (Pirulo). Agradecemos respetar nuestro dolor.