Insólito: Corea del Norte prohibió el uso de jeans ajustados y los tildó de “símbolos capitalistas”

0
232
A una extensa lista de cosas prohibidas, el dictador norcoreano sumó el uso de jeans ajustados para los hombres. La medida se enmarca en una batalla cultural contra el capitalismo El dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, emprendió una campaña de desoccidentalización del territorio que gobierna como denuncia al estilo de vida capitalista. Con ese objetivo en mente, elaboró una lista de prendas que no se pueden usar, entre las que ahora se suma el típico jean chupín en los hombres. Las mujeres, directamente tienen prohibido el uso de pantalones.

En el embate cultural, el líder supremo también vetó el uso de piercings, accesorios y determinados cortes de pelo “para luchar contra el comportamiento antisocialista”. En su lugar, pretende que los hombres imiten su estilo militar. Parece una vuelta a las décadas más oscuras del siglo pasado, pero no lo es. Como regla general ellos deben llevar el pelo corto y a las mujeres, por su parte, se les recomienda no usar cola de caballo.

La novedad se publicó en el periódico oficial del gobierno, Rodong Sinmum, y como eje del artículo se exige a los norcoreanos “hacer más para evitar que la cultura capitalista se apodere del país”, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Pero la “descontaminación” de sentidos, mucho antes que a la moda, cercena la libertad de expresión. “Debemos desconfiar del más mínimo signo del estilo de vida capitalista y luchar para deshacernos de ellos”, afirma el diario oficial del régimen.

Además, el anuncio advierte que ya se encuentran operando “policías de moda”, miembros de la organización juvenil estatal cuya función es impedir que la gente lleve ropa que parezca demasiado “extranjera”.

“El Ministerio de Seguridad Social detuvo a tres estudiantes de 14 años que vivían en el condado de Kujang. Los estudiantes supuestamente se habían cortado el pelo como los adolescentes surcoreanos de las bandas de K-pop. Tras su examen preliminar a principios de abril, las autoridades enviaron a los adolescentes a un campo de trabajo para su reeducación”, afirmó una fuente anónima citada por el diario Daily NK.