lunes, julio 22

Lanata:“En vez de debatir la inflación y la pobreza,elGobierno discute sobre un programa de tele”

0
227

Jorge Lanata: “En vez de debatir la inflación y la pobreza, el Gobierno discute sobre un programa de tele”

El periodista cuestionó la relevancia que Alberto Fernández le dio a los dichos de un participante de Gran Hermano. Además, habló sobre una subasta frustrada del Banco Central y el peluquero de Kicillof.

obernar es muchas cosas, pero es más que nada anteponer los intereses de los demás a los intereses personales. Gobernar para los demás, por eso los demás te pusieron ahí. Eso no está pasando. Tanto Cristina como Alberto están pensando más en sí mismos que en nosotros.

Cristina está pensando en sus causas judiciales. Sabe que recibirá una condena por la causa vialidad y que las otras causas -por ejemplo la de los hoteles- avanzan inexorablemente y complican a sus hijos. Entonces decide una venganza contra el poder judicial: meten en el presupuesto la obligación para los jueces de pagar ganancias. Es justo que todos paguen ganancias. Es una venganza y una trampa.

Alberto, increíblemente, quiere ir por la reelección. Entonces se altera por cualquier acusación en contra. El otro día Jorge Rial tuiteó los treinta y tres segundos de acusación del ahora famoso Alfa en Gran Hermano. Habían salido al aire en la madrugada en Pluto TV una plataforma de internet que no ve nadie. Cerruti y Alberto le dieron la audiencia que nunca tuvo. El 90 por ciento de internet, según un estudio, luego lo vio y compartió. Alfa decía que Alberto lo había coimeado a través de Ferreño, un legislador amigo de Alberto y del mismo Alfa. Se supo luego que el tal Ferreño y Alfa eran amigos. Al día siguiente, Ferreño fue a ver a Alberto a Casa de Gobierno. La preocupación del gobierno era que existiera alguna foto de Alberto y Alfa. Otra vez el tema personal.

Alfa, uno de los participantes de "Gran Hermano", generó polémica con el gobierno de Alberto Fernández. (Fotos: Instagram/alfa_walter - Presidencia)
Alfa, uno de los participantes de «Gran Hermano», generó polémica con el gobierno de Alberto Fernández. (Fotos: Instagram/alfa_walter – Presidencia)

Hoy recuerda Nico Wiñazki en su nota de Clarín que la idea de Gran Hermano surge de 1984 la novela de George Orwell en la que existe un ministerio de la verdad, que controla las palabras, como si eso fuera posible. Si a Alberto le preocupa un inexistente participante de un reality le recomendamos que nunca lea Twitter, donde se dicen de él cosas terribles. O que nunca baje la ventana del auto cuando sale a la calle.

En realidad, lo que les pedimos es que gobiernen. Que dejen de pensar en sí mismos.

Mientras el país se incendia, Cristina está callada; Alberto fantasea con la reelección; Máximo y Kicillof tratan de no perder la provincia de Buenos Aires; Massa inventa dólares nuevos para hacerse el que no devalúa; la CGT pide cargos, los movimientos sociales piden plata y Cerruti pide que la gente cambie de canal y no vea Gran Hermano.

En vez de debatir la inflación y la pobreza, en el Gobierno están debatiendo sobre un programa de televisión donde un participante acusó a Alberto de coimero.

Como si fuera un tema de estado, la portavoza salió a ocuparse de lo que se habla en la casa de Gran Hermano. Más que para vocera, Cerrutti está para panelista de un reality.

No era necesario: para gente al pedo encerrada en una casa ya está el gabinete de Alberto.

El impuesto a la riqueza y el impuesto país llegaron para quedarse.

¿Sabés qué se hace con buena parte de la guita que se recauda con esos dos impuestos? Crearon algo que se llama Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), que depende del Ministerio de Desarrollo Social y que ya juntó más de 70 mil millones de pesos.

Con eso prometieron urbanizar unos 400 barrios populares de todo el país. El propio Alberto dijo en varios actos que iban a estar terminados para fines 2021, pero obviamente no cumplieron.

Para agosto de 2022, hace menos de dos meses, solamente se había hecho el 24% de esas obras. Y eso es en promedio. Hay obras que están casi en cero. El problema es que ya ejecutaron más el 70% de los fondos, pero no están los barrios.

Jorge Lanata: “En vez de debatir la inflación y la pobreza, el Gobierno discute sobre un programa de tele”

Todos estos proyectos están a cargo de una funcionaria que se llama Fernanda Miño y que responde a Juan Grabois. En corrientes le dieron más de mil palos para hacer dos barrios a una asociación civil que se llama Amarte Argentina de José Ottavis.

¿Te acordás de Ottavis? El que era de La Cámpora y terminó bailando por un sueño y de novio con Xipolitakis.

En sus propias redes, Amarte Argentina dice que fue fundada por Ottavis y por Celia Britez, su actual mujer.

La subasta que no fue

El Banco Central ofreció subastar casi mil toneladas de monedas por el alto valor del metal y después dio marcha atrás. Sí, es el fondo de la olla.

El titular del central, Miguel Pesce, retrocedió con la decisión porque era un poco patético. Pero lo compensó con otra medida: sacó todas las manijas de bronce del banco y se las vendió al botellero. Ante todo la dignidad.

Axel Kicillof tiene su propio Tony Cuozzo: es el peluquero más cool de la ciudad de La Plata, se llama Santiago Giovannone y se convirtió en algo así como el peluquero del poder Nac & Pop.

Giovannone le corta el pelo al gobernador Kicillof, a su esposa, y a varias funcionarias de la provincia.

El tipo está tan comprometido con la causa que se volvió un experto en el rodete de Evita.

“Les comparto mi humilde opinión: la mayor diferencia entre el peinado que usaba evita perón y el que se realizó para la serie santa evita, interpretada por Natalia Oreiro, es la altura donde se colocó el postizo ya que debería haber sido ubicado debajo de las orejas en el centro de la nuca, además tendría que haberse peinado todo hacia atrás sin ninguna raya. Aún no he visto la serie, pero no pude aguantarme sin dar mi parecer como peluquero”, compartió en sus redes.

Son todos amigos. Al punto de que le terminaron dando laburo en el estado a la pareja de Giovannone, que se llama Federico Cornet. Ahora, su jefa es la ministra de Género, Estela Díaz, una habitué de la peluquería.

Cornet no aparece en el organigrama del ministerio, pero trabaja ahí hace un año. Quisimos consultar cuál es su formación en estos temas y su rol específico, pero no nos respondieron.

Lo cierto es que Cornet cada vez gana más protagonismo al lado de la ministra, y una de sus actividades destacadas es el trabajo para “la inserción laboral de las personas trans”. ¿Están seguros de que están laburando para la inserción laboral trans? Me parece que empezaron por la inserción laboral de los amigos.

¿Te acordás que en julio te contamos que el intendente kirchnerista de río gallegos, Pablo Grasso, organizó un concurso para sortear un viaje al mundial?

Te tenías que sacar una selfie con políticos K, imprimirla, ponerle tus datos y dejarla en una urna. Como no podía ser de otra manera, se lo ganó Viviana Noemí Seijas, la prima de Rudy Ulloa, exchofer de Néstor y actual millonario. En Santa Cruz si no sos amigo de los K no ganás ni la rifa de los bomberos.

En el concurso tenías que decir qué te gustaba de la gestión de Grasso y la ganadora dijo que le gustaba el paseo de los presidentes.