miércoles, noviembre 25

Guillermo Vilas: ¿por qué no llegó a ser número uno del mundo?

0
86

Por: Micaela Mora 27 de octubre de 2020 14:18

Guillermo Vilas: ¿por qué no llegó a ser número uno del mundo?

Es una de las grandes leyendas del tenis y generó pasión por este deporte. En su documental se hará foco en una de las grandes polémicas que acompañó la carrera del argentino.

Guillermo Vilas, nacido en la Ciudad de Buenos Aires y criado en Mar del Plata, se convirtió en el mejor tenista de la historia argentina. Con su gran talento y brillantes actuaciones se ganó ser considerado un ejemplo para las generaciones posteriores. Obtuvo 951 victorias en toda su carrera, sin embargo, nunca pudo ser reconocido como el número uno del mundo en el ranking de la ATP.

En su documental, «Vilas: serás lo que debas ser o no serás nada», no solo se podrá ver un repaso de la carrera de Guillermo, sino que se tocará el polémico motivo por el cual no pudo llegar al puesto más alto, algo marcó la brillante trayectoria del argentino.

CREACIÓN DEL RANKING

Vilas se alzó durante su carrera con 62 torneos; entre ellos obtuvo: Roland Garros, US Open y dos Abiertos de Australia. Según el máximo organismo del tenis, Jimmy Connors fue el número uno por 160 semanas consecutivas, entre julio de 1974 y agosto de 1977. En ese tiempo, los rankings no eran publicados semanalmente y el sistema para calcular los puntos era completamente diferente.

En 1975, el argentino había llegado a ser número uno, aunque para la Asociación de Tenistas Profesionales no fue así y le adjudicó el segundo puesto. En ese momento, la suma de puntos no determinaba el lugar en el ranking, sino que el total se dividía por la cantidad de torneos disputados. En ese promedio, Jimmy había obtenido 59,80. Mientras que el marplantense consiguió 57,50.

INVESTIGACIÓN

Eduardo Puppo, reconocido periodista argentino, comenzó una larga investigación, revisando todas las estadísticas y torneos en los que él sospechaba que Guillermo Vilas podría haber ocupado el puesto número uno. En el año 2007, la investigación comenzó a tomar más fuerza, ya que la WTA hizo efectivo el reconocimiento de la tenista australiana Evonne Goolagong Cawley como número uno del mundo por dos semanas en 1976, debido a un error en el cálculo del promedio.

El periodista argentino estaba casi seguro de que el tenista había logrado estar en la cima del ranking en dos períodos: a fines de 1975 y a principios de 1976. Una vez que juntó todos los datos necesarios, los envío a la ATP para que se puedan revisar y finalmente tomar una decisión.

En mayo del 2015, Chris Kermode, titular de la ATP, rechazó la solicitud. «Es algo muy importante para un jugador, por eso no nos hemos tomado este tema a la ligera. Pero en cierto punto esta es la decisión que tenemos que tomar. Quería empaparme en el proceso y estar seguro de que están las bases cubiertas de la investigación. Estoy 100% seguro o tan cerca como puedo estar de eso de que es imposible reescribir la historia», había declarado a The New York Times.

POLÉMICA CELEBRACIÓN Y EL APOYO DE LOS NÚMERO UNO

En el año 2013 se organizó una celebración en homenaje a los 16 tenistas que ocuparon el puesto número uno, durante los cuarenta años que llevaba el ranking, entre los invitados no estuvo el argentino. Ion Tiriac y Mats Wilander, dos leyendas del deporte, hablaron sobre el tema en cuestión y demostraron su enojo por no haber reconocido a Vilas.

«La cosa más injusta que hay en el tenis es el ranking del ’77, que estaba tan mal hecho. El tipo ganó durante todo el año todo, todo. ¡Dos Grand Slam! Y le dieron el número uno a Connors. No hay cosa más injusta en este mundo», dijo Tiriac.

Por otro lado, Wilander apoyó el reclamo que hicieron para que reconozcan el trabajo de Guillermo: «Debió haber sido número uno del mundo en algún momento de su carrera».

RECONOCIMIENTO MUNDIAL

Con el correr de los años, Guillermo Vilas comenzó a ser cada vez más reconocido a nivel mundial y desde 1991 tiene su lugar en la Sala 4 del Salón de la Fama del Tenis, donde aquellas personas que asistan pueden ver la figura de cera que lo representa, acompañado de una placa en donde destacan sus logros.

Tantos para los argentinos, como para los fanáticos de este deporte, el tenista marplantense se metió en el corazón de todos y cautivó durante muchos años con su brillante manera de jugar. Es por eso que es considerado el número uno, aunque nunca lo hayan reconocido oficialmente las autoridades correspondientes.