EVANGELIO DEL DIA

0
102

EVANGELIO DEL DIA 💫

Lucas (2,41-52):

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por la fiesta de la Pascua.
Cuando cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres.
Estos, creyendo que estaba en la caravana, anduvieron el camino de un día y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén buscándolo.
Y sucedió que, a los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.
Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre:
«Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados».
Él les contestó:
«¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?».
Pero ellos no comprendieron lo que les dijo.
Él bajó con ellos y fue a Nazaret y estaba sujeto a ellos.
Su madre conservaba todo esto en su corazón.
Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Palabra del Señor
💫MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 💫

Lucas 2, 41-52:

💫La Sagrada Familia.

En este domingo celebramos el día de la Sagrada familia, en esta fiesta tengamos presente a tantas familias en crisis, como así también a tantas familias que hoy nacen. Meditemos:

1) María:

En la figura de María vemos una mujer humilde. Cómo será su humildad que siempre se pone en lo último. “Tu padre y yo te buscábamos” mira esa actitud, ella se pone al último. Cuántas madres se ponen al último y aguantan tanto por la familia. Me pongo a pensar en esas madres que están en el último lugar y hasta son las mártires de la familia.

2) Jesús:

Es la figura del hijo, ese gesto de estar. Un hijo es una bendición y no un error. Un hijo alegra. Los nueve meses de espera son nueve meses de esperanza. Pienso en los que sueñan en tener un hijo y no pueden. Pienso en aquellos que luchan por adoptar un hijo para agrandar su corazón y luchan contra tantas trabas que le ponen. Un hijo es sagrado. Mira a tu hijo como una bendición, no como un estorbo.

3) José:

Es la figura del padre generoso, trabajador, atento y caballero. Imagínate con la delicadeza con que trataba a María y su respeto por Jesús. Cuántos hombres hoy cuidan a su mujer. Hombres que no se toman vacaciones con tal de darle lo mejor a su familia. En José vemos la figura de hombres que le meten el pecho a las balas y son capaces de tragar lágrimas para no preocupar a su familia. Hombres que más que mártires son valientes que sueñan con el bien de su familia.
En Jesús, María y José vemos figuras y en tu familia vemos una realidad renovadora.

JESÚS, JOSÉ Y MARÍA, PROTEJAN A NUESTRAS FAMILIAS.