Ámsterdam quiere regular el consumo de cocaína y propone su venta en farmacias o a través del sistema de salud

0
78

La alcaldesa Femke Halsema dijo que su legalización y control serviría para luchar contra el narcotráfico y los “efectos desastrosos” de la droga entre los jóvenes.

No solo marihuana. La alcaldesa de Ámsterdam se mostró a favor de regular el consumo de drogas como la cocaína y el éxtasis para luchar contra el narcotráfico y sus efectos “desastrosos” en la juventud de la capital neerlandesa.

“Podríamos imaginar que la cocaína pueda obtenerse en farmacias o mediante el sistema médico”, dijo la alcaldesa, Femke Halsema.

La dirigente ecologista, de 57 años, está desde 2018 al frente de la ciudad mundialmente conocida por su dinamismo comercial y turístico y por sus coffeeshops, habilitados para la venta y consumo de cannabis.

Qué pasa con el narcotráfico en los Países Bajos

Aun así, el narcotráfico sigue moviendo miles de millones de euros cada año y constituye una amenaza para los jóvenes vulnerables.

“Pienso que algunas drogas son peligrosas y que sería sensato reducir su consumo”, declaró Halsema.

Amsterdam impulsa la regulación del consumo de cocaína (Foto: El Español)
Amsterdam impulsa la regulación del consumo de cocaína (Foto: El Español)

Pero “la manera en que estamos haciéndolo no ayuda y habrá que reflexionar en mejores métodos para regular las drogas”, agregó.

En Ámsterdam, el 80% de las actividades policiales se centra en el combate a la criminalidad relacionada con el tráfico de estupefacientes, precisó.

El impacto del narcotráfico es “desastroso” para la juventud de Ámsterdam, donde el uso de drogas duras se banaliza rápidamente, al igual que en otras capitales europeas, apuntó.

Según la alcaldesa, a pesar de las medidas policiales, “el precio de la cocaína en la calle no varió y por lo tanto (la represión) no surtió mayor efecto”.

“¿No es entonces ridículo que dejemos el tráfico de drogas en manos de los criminales y que no tratemos de encontrar un modelo de mercado civilizado?”, se preguntó en entrevista con AFP.

Halsema dijo que los consumidores no son criminales y detalló que “criminalizarlos no ha tenido los efectos esperados al otro lado del Atlántico, donde las cárceles están repletas y los efectos en la salud siguen siendo desastrosos”.

En todas partes del mundo, “quien reflexiona un poco más de tiempo sobre la forma como se puede realmente reducir la dominación del narcotráfico, llega a esta conclusión”, señala esta exinvestigadora en criminología.

“No hay en efecto ninguna alternativa”, afirmó, pero lograr un mercado “reglamentado, sano y controlado” toma décadas.