lunes, febrero 26

Billetes manchados o escritos: qué hacer a la hora de comprar o recibir dólares

0
351
Una divisa en mal estado te pueden generar un dolor de cabeza y hasta provocar pérdida de dinero. El consejo de los expertos

Puntos a considerar en materia de finanzas personales. La crisis económica y el cepo impuesto al dólar potenciaron la necesidad que tienen muchos argentinos por adquirir la divisa norteamericana como método de ahorro y de protección de valor.

Muchos optan por correr a las cuevas y adquirirlos en el mercado paralelo, en precios similares al oficial (y sin el cupo de u$s200).

Una vez obtenidos, al momento de depositarlos en sus cuentas bancarias en el país, ya sea para no tenerlo debajo del colchón o hasta para “ponerlos a trabajar” luego en un plazo fijo o invirtiéndolo en Cedears u Obligaciones Negociables, por citar algunos ejemplos, muchos ahorristas se llevaron una desagradable sorpresa: fueron rebotados en la ventanilla por el estado de los billetes.

Dólares manchados, dañados o escritos: ¿qué sucede?

“En líneas generales, los bancos argentinos importan de Estados Unidos dólares americanos en billetes, pero en muy pocas ocasiones realizan exportaciones de los mismos”, explicaron al sitio iProfesional desde Banco Piano, una de las entidades más representativas de Argentina en el segmento de cambio de monedas.

Y agregaron que “es por este motivo que las entidades generalmente no aceptan dólares que se encuentren manchados, dañados o escritos, ya que estarían obligados a exportarlos dado que no pueden entregar billetes en mal estado a ahorristas que los retiren por ventanilla”.

Por tal motivo, quien se presente en una sucursal con un ejemplar que no se encuentre en óptimas condiciones, tiene altas probabilidades de que le sea rechazado.

El consejo de los especialistas

Desde Piano le recomendaron a los usuarios que se tomen un momento al recibir billetes norteamericanos para analizarlos y no aceptar en transacciones comerciales dólares que tengan manchas, escrituras, deterioro, o bien de la serie denominada “cara chica”, ya que en futuras operaciones o en depósitos en entidades, estos pueden no ser aceptados.

“Esto dependerá de la voluntad de la persona que los recibe y del nivel de deterioro o desgaste del billete”, detallaron.

Al respecto, Rubén Granados, economista y director de la web y canal de YouTube Toda la Economía, completó que si bien los billetes viejos son originales, “en muchas instituciones oficiales no te los aceptarán si necesitás cambiarlos. La alternativa será concurrir a otros establecimientos, quienes abusarán del valor al que te lo van a tomar”.