El campo salteño, duro contra el Gobierno: “No tienen un horizonte claro”

0
287

Quienes concurrieron al Campo de la Cruz rechazaron el cierre de exportaciones de carne, la nueva ley de biocumbustibles y pidieron por los argentinos varados en otros países.

El momento en que empezaron a juntarse los manifestantes del campo. 

Cientos de salteños con banderas argentinas en sus hombros o en sus manos, se juntaron en el Campo de la Cruz, no solo para festejar el Día de la Independencia nacional, sino también para manifestar su descontento con el rumbo que tiene el país con el Gobierno nacional al mando del presidente Alberto Fernández.

El “acto patriótico”, como lo denominaron las cerca de 1.000 personas que asistieron, tuvo consignas que atraviesan el reclamo que viene realizando el sector del campo desde hace varios meses. “En defensa a la democracia y la república”, “en defensa de los valores republicanos y la constitución”, “en defensa de la educación y las libertades individuales”, fueron algunos de los eslogan que se pudieron ver y escuchar de los que participaron en la marcha. 

El presidente de Prograno, Lucas Norris, manifestó a El Tribuno que el acto que se realizó esta mañana fue también una convocatoria en respaldo a la manifestación que hubo en San Nicolás, provincia de Buenos Aires. 

Esa fue la protesta de los productores agropecuarios, que según los organizadores asistieron unas 65 mil personas. Ese encuentro fue motorizado por la Mesa de Enlace y mantuvo consignas de rechazo a políticas oficiales vinculadas con el campo.


“Creemos que no es solamente un reclamo del campo, sino una defensa a la democracia, a la república, qué es lo que pretendemos como país. No queremos que sea un reclamo partidario ni nada por el estilo, sino uno genuino de toda la sociedad para que busquemos un horizonte, porque evidentemente no lo están teniendo o no lo están encontrando. Hay muchos índices que están muy mal en el país y realmente creemos que tenemos que cambiar ciertas cosas y escuchar”, expresó. 

La crítica de Norris fue tajante y remarcó que los gobernantes tienen que escuchar cuáles son las necesidades de toda la población y no solamente pensar en “cuestiones efímeras” como tratar de cambiar la justicia “para salvar a algunos”. Afirmó que se debe pensar en aquellas cosas que son “fundamentales” y que hacen que una República “sea grande”.

Este reclamo se da en medio de la suspensión parcial de las exportaciones de carne vacuna que puso el Gobierno nacional para garantizar precios accesibles de estos productos en el mercado interno, como así también al control estatal durante doce meses de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

“El sector del campo es una parte de la sociedad, somos un eslabón más y como yo siempre digo, me parece que todo esto va más allá de un reclamo en sí. Se están coartando las libertades en ciertas situaciones, estamos en época de pandemia, pero hay muchas cosas que estamos perdiendo y realmente no queremos que esto trascienda porque somos más que el sector agropecuario”, destacó el representante de Prograno.

Este agro dice que el diálogo tiene que estar abierto con el gobierno, ya que son cuestiones “fundamentales para una democracia”, y para lograr un entendimiento. Para el productor agropecuario es muy importante que el sector también le “marque” un poco cuáles son los límites y hasta donde están dispuestos a llegar. “Porque si no hay un párate o un reclamo, el gobierno evidentemente sigue avanzando y avasallando a todos los sectores, no solamente al campo”, agregó Norris. 

En el banderazo también se hizo mención a la nueva ley de biocombustibles. Se presentó un nuevo régimen que obtuvo media sanción la semana pasada en la Cámara de Diputados, que busca reemplazar el régimen que rige en el país desde hace quince años, que venció en mayo pasado y que fue extendido temporalmente por el Poder Ejecutivo.

“Nosotros nunca vamos a dejar de dialogar, pero creemos que en ese diálogo nos escuchen y no solamente no sienten enfrente y después hagan lo que quieran”, señaló. 

Al tiempo que destacó que desde su sector hace mucho vienen haciendo un reclamo por la retenciones. “El tema de que se levanten las prohibiciones a la exportación de carne, el tema biocombustible nos parece que también son cuestiones que están errando en los diagnósticos”, afirmó el titular de Prograno.

Norris advirtió como errado el comportamiento de los legisladores nacionales por Salta que acompañaron esta nueva ley. “Me parece muy mal que varios legisladores salteños hayan acompañado esa ley y por eso hicimos el reclamo. Si hay legisladores que están dentro de un partido político tienen que pensar que no toda ideología es igual. Me parece que en esto tienen que pensar un poco más amplio y no solamente en un bloque y después hacer lo que le dicen desde arriba”, sentenció el productor.

Democracia endeble

El productor agropecuario Ezequiel Vedoya y representante de CREA remarcó que la manifestación fue un “acto patrio”. Aseguró que si bien la convocatoria surgió desde el campo, fue una invitación a todos los sectores productivos del país en defensa de los valores republicanos y la Constitución, que siente que están siendo amenazados. 

“Estamos viviendo en una democracia cada vez más endeble y eso es lo que nos preocupa. Hay un sector agropecuario que está reclamando, pero no por exportaciones o las retenciones, lo que se está discutiendo hoy es otro tema. Es un tema de valores republicanos, de educación, de las libertades individuales de las personas que claramente están tremendamente limitados en Argentina. Estamos usando la pandemia, que es real, que existe, pero la usamos como excusa para otras cosas”, expresó. 

Ezequiel Vedoya utilizó como ejemplo los miles de argentinos que están varados en el exterior y no pueden regresar al país por el cupo que dispuso el Gobierno de 600 pasajeros por día, que según el Ejecutivo nacional esta medida es para evitar el ingreso de la variante Delta del coronavirus que es más contagiosa.

“Si vos ves un mapa a nivel mundial hoy, todo el mundo se está moviendo, con restricciones, con problemas pero el mundo funciona y en Argentina no salen los aviones, tenemos limitaciones, tenemos compatriotas varados en el exterior que no los dejan volver, es una cosa absurda por donde lo mires. Se están violando los derechos constitucionales de las personas y por eso estamos reclamando y qué mejor día que hoy 9 de Julio, Día de la Independencia Nacional”, expresó el productor. 

Coyuntura, sin un horizonte

Para el representante de Crea, el sector viene en los últimos 15 o 20 años sin demasiados cambios, trabajando desde la coyuntura y “el día a día”, sin una planificación por parte de los gobernantes sobre qué tipo de país o qué provincia quieren y que rol cumple el sector productivo agropecuario que tiene que ser pensado “con faros largos” a 20 o 30 años. 

“No hay rumbo, no hay horizonte. Entonces estamos en el día a día y el sector en eso dentro de todo se está acomodando. Atraviesa los vaivenes climáticos y políticos que tiene el país y en eso vamos”, afirmó. 

Este año productivamente en la región NOA fue un año normal, donde climáticamente el tiempo acompañó aunque los rendimientos “no son una maravilla”. “Lo que está complicado es la ganadería con faltante de forraje por la seca de abril y mayo. El productor está preocupado en lo suyo y obviamente cada vez mirando más hacia fuera y tratando de ver qué es lo que va a pasar con su producción y con su país”, finalizó Vedoya.

«País para producir»

“Se reclama ese país que queremos muchos argentinos, que es un país dónde se respete a la Constitución, un país que podemos vivir en libertad, un país donde podamos producir y los que producen no sean tomados como enemigos de la patria. Esto es lo que estamos viviendo y lo que está pasando y realmente tenemos que decir esto no es lo que la Argentina se merece”, afirmó la diputada Virginia Cornejo, quien participó de los actos.

La legisladora criticó con dureza a sus pares que votaron a favor de la nueva ley de biocombustibles y afirmó que esos legisladores “no se consideran representantes de los salteños”. Destacó la importancia que tiene el biocombustible para Salta y aseguró que genera más de 5.000 puestos de trabajo en forma directa e indirecta.

“La ley que aprobaron estos diputados nacionales, con solo un artículo es suficiente para describirla. Son los superpoderes que se entregan al Estado nacional a través de una Secretaría para que decida sobre el destino del biocombustible. Todo queda desvirtuado por ese artículo que contiene esta ley que es totalmente en contra del que produce biocombustible”, expresó.

La oposición

La legisladora nacional afirmó que la oposición es realmente quien defiende y respeta los principios de libertad. También criticó al Ejecutivo provincial y afirmó que no ve “esa defensa que necesita justamente quien trabaja, quien produce y quien invierte”. “Levantar la bandera del biocombustible a través del Gobierno de la provincia de Salta ha sido tan tibia que no ha tenido ningún tipo de repercusión. Estas cosas son las que tenemos que decirle a los salteños. Necesitamos realmente trabajar por Salta”, opinó Cornejo.
La diputada nacional remarcó que desde la oposición están “totalmente dispuestos” para trabajar en la búsqueda de los consensos que sean necesarios para construir un país. 

“No es algo que digamos, es algo que lo demostramos hemos aceptado muchas leyes que se necesitaban para seguir adelante, pero la verdad que no hay disposición del Gobierno nacional de generar los consensos y esto lo vemos en cada tema que se trata en la Cámara de Diputados de la Nación. No le podemos sacar de la cabeza otra idea que no sea (Mauricio) Macri, entonces no se hacen cargo de lo que hacen y de lo que nos destruyen. Sin duda la historia va a demostrar de que lo que dicen, no es cierto”, destacó.

f:ElTribuno