El directorio del Banco Central analiza reunirse este domingo luego de conocerse los resultados de las elecciones

0
105

  • 2019-10-27

En base a los resultados, Guido Sandleris podría tomar la decisión de declarar feriado bancario o endurecer el cepo para frenar la caída de reservas.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, analiza por estas horas convocar al directorio de la entidad monetaria a una reunión este domingo a las 23 para evaluar las medidas económicas que tomarán el lunes.

Desde la institución se mostraron muy cuidadosos a la hora de confirmar la información para no generar más incertidumbre. Además, aseguraron que por el momento no hay nada confirmado. Sin embargo, fuentes cercanas a las máximas autoridades reconocieron a Infobae que efectivamente es muy posible que se concrete una reunión de directorio para cuando la tendencia electoral esté marcada.

Si bien gran parte del mercado ya da por ganador a Alberto Fernández, esta semana el dólar cerró a $65. También hubo un fuerte incremento en el retiro de depósitos particulares. Esto se debe en parte a que el candidato del Frente de Todos todavía no anunció quién será su ministro de Economía y tampoco dio detalles sobre muchas de las políticas económicas que implementará en caso de ser electo presidente.

Ante este panorama, Guido Sandleris y el ministro de Hacienda Hernán Lacunza evalúan distintas medidas para la próxima semana. Según trascendió, una de las opciones más viable es la de aumentar la restricción a la compra de dólares. Hoy es de USD 10.000 mensuales y bajaría a USD 2.000. Actualmente las reservas brutas ascienden a USD 44.500 millones, de las cuales netas líquidas hay USD 7.100 millones.

Desde el 11 de agosto, las reservas brutas cayeron más USD 22.000, de los cuales parte fue salida de depósitos (USD 8.100 millones), parte intervención directa en el mercado para frenar la escalada del dólar (6.500 millones) y el resto pago de deuda. El viernes el organismo vendió USD 220 millones, pero igualmente el dólar cerró en alza. Y en la semana, las ventas alcanzaron los USD 1.750 millones.

Por otro lado, en caso que la diferencia sea mucho más grande que la esperada o que los discursos de Macri y Fernández generen tensión o incertidumbre, se evaluaría la posibilidad de decretar un feriado cambiario para este lunes. En cambio, si Macri logra forzar un balotaje desde el Gobierno confían en que los marcados acompañarán favorablemente y tal vez no sea necesario tomar medidas adicionales.

La reunión del directorio del Banco Central busca que no se repita la traumática experiencia del 12 de agosto. Ese lunes post elecciones, ante la abultada diferencia que complicó seriamente las chances del macrismo de seguir en el poder, se produjo una fuerte devaluación del peso que luego contribuyó al incremento de la inflación. Ese mes el dólar terminaría escalando más del 26%.

Además, las declaraciones del presidente -varias horas después de la disparada del dólar- generaron más tensión. “El dólar bajaba y se consolidaba el proceso de baja de la inflación. Por el voto al kirchnerismo, todo esto se revirtió. Eso demuestra que hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo. El mundo no confía en lo que que quiere hacer con la Argentina”, dijo el Presidente cuando todos esperaban una autocrítica más profunda por el manejo de la situación.

El principal obstáculo económico del gobierno que se definirá mañana en las urnas será la regularización de los pagos de la deuda pública en 2020, ante una esperable escasez de divisas. Esta inquietud se plasma en un Riesgo País que la banca JP Morgan midió para la Argentina muy próximo a los 2.200 puntos básicos.