Estados Unidos registró una inflación de 6,2%, la más alta en 31 años: cómo impactará en los precios de la Argentina

0
78

Se trata del alza más alta desde noviembre de 1990, con la nafta y el gas como los rubros que más aumentaron.

Por primera vez en los últimos 31 años, Estados Unidos registró la inflación interanual más alta  La información dada a conocer asegura que el índice de precios al consumidor de los últimos doce meses se ubicó durante octubre en 6,2%, un valor alejado de los números que reflejan la realidad económica argentina pero que sin dudas generará repercusiones para el Gobierno Nacional.

Expertos advierten que la suba inflacionaria estadounidense colocará más presión a los precios importados en el país que gobierna Alberto Fernández y, si la Reserva Federal aumenta las tasas de interés antes que lo previsto, también complicará la recuperación de la economía local.

Andrés Borenstein de Econviews indicó que “de movida ya tenemos un salto importante en los precios de importación, que se filtra al IPC a través de los mayoristas. En casi todo el mundo los precios mayoristas están creciendo a doble digito”.

“Si bien hay un componente transitorio en la inflación en Estados Unidos, me parece que la FED en algún momento tendrá que acelerar la suba de tasas. Es claro que no quieren hacerlo de golpe y si se

fortalece el dólar, puede haber impacto sobre los commodities”, explicó el especialista en diálogo con Infobae.

Al respecto, aclaró que “es importante cuando se comparan precios de commodities deflactarlo por IPC de Estados Unidos: los 440 de la soja son 330 o algo así comparado con 2007/2008. Es decir, los precios están bien, pero no son muy altos”.

Y agregó: “Si bien no es culpa del Gobierno, vas a tener algo más de inflación importada. Por eso poner una previsión del 33% en el presupuesto es poco serio; estimamos un 54% para 2022, aunque en el escenario en donde hay acuerdo con el FMI recién en junio-julio puede ir al 65% y en el caso de que no haya acuerdo, algo de baja probabilidad, no tenemos un número, pero puede ir más de 100 por ciento”.

Por su parte, Roberto Bouzas de Udesa señaló que “la inflación está pegando; en Brasil hay un impacto claro sobre el precio de los alimentos y los combustibles; lo que no sé es cuán estructural es y eso depende de cuánto se indexen los precios internacionales, porque el mercado de trabajo está bastante ajustado también. Pero sin duda, las tasas aumentarán más temprano que tarde”.

En este sentido, según consigna el mismo medio, Fernando Marull advirtió que es un fenómeno “para estar atentos y por este motivo los mercados emergentes ya tomaron nota; por el canal comercial los commodities ya están bajando y hay algo de salida de capitales, como se ve en Brasil, las monedas se están devaluando y por esta razón los bancos centrales de la región están subiendo las tasas. Pero acá se congeló todo, inclusive la tasa, y eso significa más inflación y brecha”.