EVANGELIO DEL DÍA

0
104

EVANGELIO DEL DÍA 💫

Juan (19,2-27):

Entonces Pilato se lo entregó para que lo crucifiquen, y ellos se lo llevaron.
Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado «del Cráneo», en hebreo «Gólgota».
Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio. Pilato redactó una inscripción que decía: «Jesús el Nazareno, rey de los judíos», y la hizo poner sobre la cruz.
Muchos judíos leyeron esta inscripción, porque el lugar donde Jesús fue crucificado quedaba cerca de la ciudad y la inscripción estaba en hebreo, latín y griego. Los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: «No escribas: «El rey de los judíos». sino: «Este ha dicho: Yo soy el rey de los judíos»». Pilato respondió: «Lo escrito, escrito está». Después que los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestiduras y las dividieron en cuatro partes, una para cada uno. Tomaron también la túnica, y como no tenía costura, porque estaba hecha de una sola pieza de arriba abajo, se dijeron entre sí: «No la rompamos. Vamos a sortearla, para ver a quién le toca.» Así se cumplió la Escritura que dice: Se repartieron mis vestiduras y sortearon mi túnica. Esto fue lo que hicieron los soldados.
Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien el amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.

Palabra del Señor
💫MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 💫

Jn. 18, 1-40.19,1-42:

💫La Pasión.

1) Lo que te motiva:

A Jesús le motivó la salvación de las almas y que todos puedan llegar al cielo. Es por ello que se la jugó y la luchó. Hoy plantéate vos qué es lo que te motiva y te mueve a vivir, porque es ello lo que te dará vida incluso cuando otros quieran matarte o complicártela. Vos tenés un Vía Crucis que es tu propia vida, pero es ahí donde más fuerza te da lo que te motiva a hacer las cosas. 

2) Las caídas:

Saber que Jesús cayó me motiva a comprender que yo también debo luchar por levantarme, porque todos caemos en esta vida y la misma vida nos pesa. Pero hoy es tu oportunidad de ver que toda caída implica una lucha de levantarse. ¡Tenés que levantarte! porque hay camino todavía y aún hoy mucha gente tiene esperanza en vos.

3) Abandono:

Es lo que siente Jesús de sus pares que lo dejan solo y el silencio de Dios. Ese silencio que pesa y golpea en uno. Ese silencio que a vos y a mí nos costará y la deberemos de luchar día a día. Hoy sentimos el silencio de Dios, pero déjate calmar para que en el silencio interior te hable. Hasta el cielo no paramos.