La promesa que le realizó Massa al FMI que podría generar rechazo en medio de la campaña

0
87

El actual ministro de Economía de la Nación pondría en marcha el nuevo acuerdo tras las elecciones del domingo, conduciendo a un nuevo escenario económico.

La incertidumbre en torno al rumbo económico que podría tomar la Argentina después de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatoria (PASO) es un tema que acompleja al Gobierno Nacional, en medio de las medidas que deberá tomar como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Una de las concesiones que realizó Sergio Massa en su función de titular del Palacio de Hacienda, y que podrían llegar a repercutir negativamente en el humor social de varios sectores de la población, tiene que ver con dejar de atrasar el tipo de cambio oficial y apreciar el dólar en línea con el costo de vida. Un accionar que en la jerga económica se traduce en “devaluar“.

Este fenómeno ya se viene mostrando con el dólar blue, que este miércoles alcanzó un récord de $600 para la venta en cuevas de la city porteña. Sin embargo, desde la gestión de Alberto Fernández resisten transparentar en el mercado oficial, clave para el comercio exterior.

La agroindustria ya liquidó más de u$s1.800 millones con el dólar a $340, y en el Gobierno creen que se cumplirá de sobra con el aporte de unos u$s2.000 millones estimado inicialmente. En su mayoría se trata de ventas de maíz.

También influyen en esa recomposición indispensable de reservas los nuevos recortes que intenta aplicar el Gobierno por vía administrativa, mediante trabas aplicada por el sistema de la AFIP para validar las ventas de dólares.

Las últimas jornadas cambiarias confirman que el BCRA parece resignado a convalidar una aceleración en el ritmo de desplazamiento del tipo de cambio, en lo que sería otra señal hacia el FMI. El ejecutor de esa estrategia es Lisandro Cleri, el hombre clave de Massa en el Banco Central.

Una semana atrás, el economista Carlos Melconian fue uno de los que se animó a vaticinar qué ocurrirá después de los comicios, y no auguró un futuro positivo.

“Es altamente probable una devaluación después del 13 de agosto”, reveló el presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral). Fue en una entrevista que mantuvo para Radio con Vos, donde argumentó que “tenés que tomar este jarabe y no por el club de devaluacioncitas, sino porque todos los días abrís y cerrás el boliche y te da más lo que sale que lo que entra”.

Sus declaraciones se dieron tras el anuncio del acuerdo con el FMI. Al respecto, consideró que Sergio Massa “quiere llegar [a las elecciones] sin devaluar la moneda formalmente, más allá de los toqueteos diarios que le hace”. “Quiere evitarlo antes de agosto, y el Fondo le da esa oportunidad”, siguió.

Es las consultoras observan que el poder de fuego del BCRA se verá cada vez más menguado. “Creemos que la estrategia de corto plazo será la combinación entre un fuerte cerrojo de las importaciones y una aceleración del crawling peg”, señala un reporte de la Consultatio titulado Agotando los cartuchos. Y subraya que en la última semana, el ritmo de devaluación diario se elevó al 9,2% mensual.

El informe advierte que esta jugada tendrá impacto en la actividad económica, y proyecta que el Producto Bruto caerá este año un 2,5%, así como también que el grueso de la baja se concentrará en el tercer trimestre del año. “Demorar el ajuste no es gratuito e implicará un mayor ajuste para la próxima gestión”, señala además el reporte de Consultatio. T