Sobreseyeron a Cristina Kirchner en la causa por sobreprecios en la compra de GNL

0
96

La decisión del juez federal Julián Ercolini también benefició al exministro de Planificación Federal Julio de Vido y su segundo, Roberto Baratta.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la sesión preparatoria en el Senado para la asamblea legislativa (Foto: NA).
El fallo que beneficia a la vicepresidenta también incluye a exfuncionarios (Foto: NA).

Cristina Kirchner fue sobreseída este miércoles por el juez federal Julián Ercolini en la causa por presuntos sobreprecios en la compra de Gas Natural Licuado (GNL).

La medida del magistrado de los tribunales de Comodoro Py también benefició al exministro de Planificación Federal Julio de Vido; su “mano derecha” Roberto Baratta; el exsecretario de Energía Daniel Cameron y Walter Fagyas, entre otros intermediarios.

Una imagen de Julián Ercolini, uno de los 12 jueces federales de los tribunales de Comodoro Py (Foto: Télam).
Una imagen de Julián Ercolini, uno de los 12 jueces federales de los tribunales de Comodoro Py (Foto: Télam).

El expediente de los supuestos sobreprecios en la adquisición de GNL es el que por conexidad permitió que el fallecido juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli se quedaran con el caso de los Cuadernos.

A diferencia de otras causas de Cuadernos, la vicepresidenta tenía falta de mérito en esta investigación por disposición de la Cámara Federal. Esta última había revocado la decisión original de Bonadio de procesarla por asociación ilícita y defraudación.

El exministro de Planificación Federal Julio de Vido junto a su segundo, Roberto Baratta, fueron dos de los beneficiados por la medida del juez Julián Ercolini en la causa del GNL.
El exministro de Planificación Federal Julio de Vido junto a su segundo, Roberto Baratta, fueron dos de los beneficiados por la medida del juez Julián Ercolini en la causa del GNL.

Para fundamentar su decisión, Ercolini afirmó: “Lo expuesto me permite reafirmar que en todo el período objeto de investigación -años 2008 a 2015– los precios abonados por ENARSA sobre los embarques con GNL que amarraron en este país -puntualmente en los puertos de Escobar y Bahía Blanca- y los servicios de agenciamiento marítimo prestados a tales embarcaciones por la firma ´Marítima Meridian SA´ -facturados a ENARSA-, se ajustaron a los precios de mercado. De esta manera, corresponde descartar la hipótesis investigativa relacionada con dichos segmentos de las maniobras defraudatorias”.

El fiscal federal Carlos Stornelli fue quien pidió la elevación a juicio de una parte del expediente por los presuntos sobreprecios en la compra de GNL. (Foto: Télam).
El fiscal federal Carlos Stornelli fue quien pidió la elevación a juicio de una parte del expediente por los presuntos sobreprecios en la compra de GNL. (Foto: Télam).

Sin embargo, parte de esta causa ya fue elevada a juicio oral por Bonadio. Esto se debe a que se dio por acreditado el delito de administración fraudulenta, por la cantidad de intermediarios que participaron de la operación.

Al solicitar la elevación a juicio, el mencionado Stornelli afirmó: “Se procuró un lucro indebido para los terceros intervinientes, lo que generó un claro perjuicio a las arcas del Estado Nacional”.

Sobreseyeron a Cristina Kirchner en la causa por sobreprecios en la compra de GNL

Bonadio había procesado con prisión preventiva a Cristina Kirchner en la causa GNL

A mediados de marzo de 2019, Bonadio había procesado con prisión preventiva a Cristina Kirchner en el expediente por los presuntos sobreprecios en la compra de GNL. Además, amplió un embargo en contra de la vicepresidenta hasta los mil millones de pesos.

El fallecido juez federal Claudio Bonadio había procesado con prisión preventiva y embargado a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa GNL.
El fallecido juez federal Claudio Bonadio había procesado con prisión preventiva y embargado a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa GNL.

Se trató del octavo procesamientoque pesaba contra la también expresidenta, quien siempre insistió en que era víctima de una persecución judicial, y declaró por escrito que “no existe un solo elemento de prueba” que la vincule “siquiera remotamente” con lo que se la acusaba.

El procesamiento dictado tres años atrás por Bonadio fue por “cohecho pasivo, o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real” con los cargos por los cuales ya se la procesó en “cuadernos”.