martes, junio 18

Tras el fallo millonario por la expropiación de YPF, piden embargar bienes argentinos en 30 días

0
225

En un reclamo elevado a la jueza Loretta Preska, los beneficiarios alegaron que la Argentina no cumplirá lo que dictó la Justicia estadounidense.

Los abogados del fondo Burford, beneficiarios del histórico fallo que la Argentina perdió por US$16.000 millones por la expropiación de la petrolera YPF mal ejecutada por Axel Kicillof y Cristina Kirchner, elevaron una solicitud a Loretta Preska para definir un plazo de 30 días para comenzar a embargar los bienes del país.

Los beneficiarios alegaron, ante la jueza de Nueva York, que existen antecedentes del Gobierno Argentino respecto a la evasión de sentencias dictadas en los Estados Unidos y en “declaraciones públicas de funcionarios de alto nivel que demuestran que no tienen intención de cumplir con la decisión”.

En su momento, el director de Latam Advisors, Sebastián Maril, destacó que “el Estado no cumplió con el estatuto de la petrolera y estaba obligado a lanzar una Oferta Pública de Adquisición por el 49% no expropiado”.

Ante este escenario y la anunciada apelación por parte de los abogados del Estado, los actores perjudicados por la estatización de la petrolera han iniciado solicitudes de embargos. Esto sugiere que puede tratarse de una presión para el Gobierno argentino a fin de que tome una decisión y se siente a negociar ya que la situación financiera actual del país podría dificultar la opción de evitar embargos mediante el uso de bonos.

“Estaba convencido de que Burford iba a esperar a comenzar el proceso de embargos hasta que se conociera la identidad del nuevo Presidente y negociar con sus abogados. Lo que están haciendo con esta carta es que afirmar que no van a demorar el proceso de embargos. Quieren embargar desde ahora”, sostuvo Maril mediante sus redes sociales.

Y agregó: “Están utilizando esta carta como para presionar al Gobierno argentino para que decida qué va a hacer y sentarse a negociar y le están diciendo al próximo gobierno que no le van a hacer la vida fácil. No sé qué va a pasar ni cómo harán para evitar embargos. Argentina debería apelar y poner un bono para evitarlos, pero no tiene dólares para hacerlo”.

Entre los ejemplos de embargos en la Argentina, uno de los más resonantes fue el de la Fragata Libertad y los 77 días en las que estuvo detenida en el puerto africano de Tema, Ghana, entre el 4 de octubre y el 12 de diciembre de 2012.

Pero la lista de los bienes argentinos que fueron embargados tras la crisis de 2001 es más extensa y significativa, incluyendo la residencia del embajador en Washington y otras 11 propiedades argentinas en los Estados Unidos. También la casa-museo donde pasó sus últimos años el Libertador General José de San Martín, en Boulogne Sur Mer, al norte de Francia.