Polémica por el protocolo sanitario para las elecciones: se permitirán sobres abiertos y sin la firma del fiscal

0
198

Las medidas tienen como objetivo evitar la transmisión del coronavirus en un día de movilización ciudadana

Las elecciones legislativas del presente año tendrán la particularidad de llevarse a cabo en medio de una pandemia. El covid será una variable a tener en cuenta el día de la elección ya que millones de argentinos se movilizarán durante el día a los centros de votación amenazando con generar rebrotes.

Ante este escenario, se han tomado medidas para garantizar la realización de los comicios en este contexto adverso. Días atrás se conoció la decisión de la jueza federal con competencia electoral de la Ciudad de Buenos Aires, María Romilda Servini de Cubría, de no permitir que los casos positivos y contactos estrechos puedan ejercer su voto en las PASO del próximo 12 de septiembre.

“Como regla general se establece que las personas que estén cursando la enfermedad del Covid-19, y/o tengan síntomas compatibles con ella deberán continuar con el aislamiento establecido oportunamente por las autoridades de salud pública correspondientes […] también como regla general, aquellos electores que fueren contacto estrecho, o sean considerados casos sospechosos de contagio del mencionado virus, o que deban permanecer aislados por alguna de las disposiciones legales vigentes, tampoco deberán presentarse a votar“, reza el oficio remitido a la dependencia sanitaria del Ejecutivo.

Lo cierto es que la decisión de Servini de Cubría aparece como complemento al protocolo sanitario aprobado por la Cámara Nacional Electoral que ya establecía medidas para evitar aglomeraciones en los centros de votación, se proveerán elementos de protección personal e higiene como barbijos y sanitizantes, se establecerá una franja horaria prioritaria para las personas de riesgo y se dispusieron medidas para reducir al mínimo el contacto entre los electores y las autoridades de mesa. Sobre este último punto, dos apartados del protocolo generan polémica que podrían poner en riesgo la seguridad del voto.

En el apartado “Emisión del voto” dentro del protocolo, se establece que los sobres no deben ser obligatoriamente firmados por los fiscales: “Los sobres no deben ser pasados a los fiscales para que los firmen, sino que los fiscales que deseen hacerlo deben acercarse a firmarlos evitando tocarlos con sus dedos”.

A su vez, se recomienda a los electores que no cierren el sobre con saliva y que solamente se introduzca “la solapa del sobre en su interior para que contenga las boletas en su interior hasta el momento del escrutinio, sin necesidad de pegar el sobre”.