Se subastó el mítico Mercedes-Benz 300 SL Roadster personal de Juan Manuel Fangio

0
117

Es un auto que le regaló la propia marca después de retirarse de la F1.

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.
El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster que fuera de Juan Manuel Fangio se subastó y ya tiene nuevo dueño. Sin embargo, por cuestiones de seguridad no trascendió ni el nombre del comprador ni el monto en el cual este auto, que está en estado absolutamente original, se vendió el pasado viernes 25 de marzo.

En lo que al precio se refiere, solo como referencia, cabe recordar que una Ferrari 290 MM de Fangio en 2015 se vendió por 24,5 millones de euros (y no era su auto personal).

Juan Manuel Fangio y su Mercedes-Benz SL 300.
Juan Manuel Fangio y su Mercedes-Benz SL 300.

Además de haber sido el auto personal del “Chueco” durante varios años, se trata de una verdadera joya mecánica. El 300 SL Roadster del “Chueco” tiene el número de chasis 198.042.8500083 y se encuentra con signos visibles del paso del tiempo, como el tapizado de las butacas deteriorado. Un detalle que, para muchos, aumenta incluso su valor. ¡Está tal cual lo dejó el Quíntuple!

La historia cuenta que, cuando los ejecutivos de la automotriz alemana se enteraron de que la temporada 1958 sería la última de Fangio, iniciaron las gestiones para que este roadster pintado en azul claro metalizado (similar al de la bandera argentina) le fuera entregado como regalo en el Hotel Dorchester de Londres.

El agradecimiento de Mercedes para con el nacido en Balcarce no terminó allí. Luego de volver a la Argentina con su flamante 300 SL Roadster tras una extensa gira por Europa, Fangio continuó representando a la marca como concesionario autorizado en el país. Y en 1974, fue nombrado presidente de Mercedes-Benz Argentina.

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.
El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.

Tiempo después, Fangio comenzó a recopilar artefactos de su carrera como piloto. Doce años más tarde, se inauguró un museo oficial en Balcarce, que albergaba este valioso 300 SL Roadster, un auto que se conservó prácticamente intacto y sin cambios.

El selector de marchas, el volante y los asientos no han sido reemplazados y, como tales, son las mismas herramientas utilizadas para operar este auto deportivo por el propio experto argentino.

La parte inferior del tablero tapizada en cuero aún revela el desgaste de las rodillas del piloto cuando cambiaba de marcha. Según todos los informes, Fangio aprovechó muy bien este regalo, ya que lo usó durante su retiro, acumulando más de 70.000 kilómetros en su odómetro de giras extensas por Europa y América del Sur.

Presentado con su techo rígido original, este 300 SL es el mejor ejemplo de un auto deportivo de un solo propietario, donde el primer dueñoes considerado nada menos que el mejor de la historia. Tal vez estamos frente al auto de carretera por excelencia para cualquier aficionado a los deportes de motor.

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.
El Mercedes-Benz 300 SL Roadster de Juan Manuel Fangio. Foto: RM Sotheby´s.