El tiempo - Tutiempo.net

Pornovenganza: comienza en Argentina el primer juicio por divulgar material sexual íntimo

0
38
Patricio Pioli (36), acusado de divulgar fotos y videos íntimos de su ex-pareja, podría recibir una condena de 2 a 6 años de prisión. El veredicto se conocería a mediados de diciembre del corriente año.
  • La provincia de La Rioja y Paula Sanchez Frega esperan con ansias la llegada del primer juicio en nuestro país por difusión de fotos y videos de carácter íntimo.

    La joven de 28 años, conoció a Patricio Pioli (36) en el 2017, en el local donde éste se dedicaba a tatuar. Luego de atravesar y transitar una relación violenta decidió ponerle punto final. Lejos de aceptar su decisión, el joven prometió venganza y juró “destruirla”, hecho que llevó a cabo mediante la divulgación de fotos y videos, de ambos manteniendo relaciones sexuales, a través de la plataforma de mensajes de Whatsapp, en una modalidad que la justicia argentina tipificó como “pornovenganza”.

    Paula había dado a conocer su historia, en la que detallaba que “durante un mes (Pioli) se dedicó a difundir fotos y videos entre los integrantes de un grupo de WhatsApp del Club Riachuelo, que son aproximadamente 200 personas.” A su vez, agregó que fue echada de su trabajo a raíz de los panfletos con las fotos impresas que se encontraban colgados en el lugar donde estaba contratada. Al enterarse de todo esto tuvo que empezar con tratamientos psicológicos y psiquiátricos por trastornos de depresión y ansiedad.

     

    El Juzgado N° 3 de La Rioja será testigo del primer debate que tendrá como acusado a Pioli por los delitos de coacción y lesiones leves calificadas, ya que los delitos informáticos conocidos como “sextorsión” y “pornovenganza” no constituían un delito al momento de la denuncia, incluida en 2018 en el Código Penal a partir de una propuesta del juez de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky.

    La condena que podría recibir Pioli va desde los 2 hasta los 6 años de prisión. El juicio está encabezado por el juez Gustavo Farías, quién se estima que dará a conocer su veredicto a mediados de diciembre. El acusado ya había sido procesado con prisión preventiva (con beneficio de excarcelación) y embargado por un total de 30 mil pesos.

    Entre el 2016 y 2018, las denuncias por difusión de material íntimo tuvieron un incremento del 20%, según datos de la ONG porteña Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC). En lo que respecta a la modalidad denominada sextorsión (en la que el chantajista pide dinero para no materializar la amenaza) subió un 35%. “En la pornovenganza el móvil se da por rupturas amorosas o peleas entre las partes; pero también pueden intervenir terceras personas que han abusado de la confianza de la víctima y su objeto es solamente causarle un mal”, explicó el vicepresidente de la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen.