Con el 2023 en la mira, los gobernadores apuestan a eliminar las PASO, desdoblar elecciones y evitar un ajuste

0
117

A un año de los próximos comicios, los dirigentes provinciales intentan desmarcarse de la imagen negativa de la gestión de Alberto Fernández y, en paralelo, proteger su poder territorial.

A un año de las próximas elecciones, los gobernadores del peronismo comenzaron a delinear una suerte de estrategia que consiste en no cortar lazos con el Gobierno nacional, pero sí tomar cierta distancia. Apuestan a cuidar más que nunca el poder territorial y salir ilesos de la interna del Frente de Todos, el ajuste iniciado por Sergio Massa y la mala imagen de la gestión de Alberto Fernández.

En ese contexto, los gobernadores del peronismo tienen un triple objetivo en los próximos meses: eliminar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), desdoblar los comicios en sus territorios y evitar que el recorte en las erogaciones del gasto estatal impacten en las arcas locales.

Los dirigente provincialesle vienen reclamando al Gobierno que avance con una eliminación de las PASO. Sin embargo, la medida no sólo tendría el absoluto rechazo de la oposición, sino que también comenzó a generar ruido hacia dentro del FDT.

Según confirmaron a TN fuentes parlamentarias, diputados nacionales que responden a los movimientos sociales del oficialismo, como el Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa, decidieron plantarse y ya avisan que no acompañarán.

Con los votos ya de por sí ajustados, sin apoyo de los legisladores de los movimientos no habría margen para la aprobación de una iniciativa. Está previsto que en el transcurso de esta semana el diputado Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro) presente el respectivo proyecto.

Suspensión de las PASO, Ley de Lemas y elecciones desdobladas

Más allá de lo que suceda a nivel nacional, los gobernadores que tienen claras mayorías locales ya comenzaron a derogarlas en sus distritos por medio de las legislaturas provinciales.

A fines de agosto pasado, el mandatario de Salta, Gustavo Sáenz, logró que la legislatura local suspendiera “en forma excepcional y extraordinaria” las PASO del año que viene en la provincia. Sáenz, cercano al ministro de Economía, Sergio Massa, había tomado la misma decisión en el 2021 en virtud de la pandemia de coronavirus.

En diciembre del 2021, el gobernador peronista de San Juan, Sergio Uñac, consiguió la derogación de las PASO. A principios de septiembre de este año, la Cámara de Diputados de la provincia dejó sin vigencia la normativa que impedía modificaciones al sistema electoral local hasta 18 meses antes de los comicios, y luego aprobó la reinstauración en las próximas elecciones de un mecanismo similar a la ley de lemas.

En San Luis, el mandatario Alberto Rodríguez Saá, realizó lo mismo que su par sanjuanino y presentó un proyecto en la legislatura local para eliminar las Primarias y reinstaurar la ley de lemas.

NOTICIAS ARGENTINAS LA PLATA 

AGOSTO 19: Reunion de la Liga 

de Gobernadores Peronistas en 

la casa de gobierno de la 

provincia de Buenos Aires.

Foto NA
NOTICIAS ARGENTINAS LA PLATA AGOSTO 19: Reunion de la Liga de Gobernadores Peronistas en la casa de gobierno de la provincia de Buenos Aires. Foto NA

Mientras que en Chubut, el gobernador Mariano Arcioni, dirigente alineado con Sergio Massa y aliado del PJ local, fuerte en los municipios, también intenta avanzar con la derogación de las Primarias e impulsar una nueva ley de lemas para las próximas elecciones, además de la reelección indefinida de intendentes.

Por su parte, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, descartó a mediados del mes de septiembre la posibilidad de suspender las primarias, pero confirmó que las elecciones generales a gobernador tendrán lugar el 17 de septiembre. Mientras que a finales de abril, Osvaldo Jaldo -gobernador interino que reemplazó a Juan Manzur– adelantó que las elecciones en Tucumán volverían a llevarse a cabo en el mes de junio.

Obra pública y financiación del exterior

A mediados de septiembre, la Liga de los Gobernadores envió dos claros mensajes a Sergio Massa con el objetivo de que los recortes no alcancen a las obras públicas del año que viene.

“En la agenda de gestión permanente consideramos necesario lograr los consensos necesarios para federalizar el Presupuesto 2023 con el objeto de garantizar la continuidad de las obras públicas en nuestras provincias”, advirtieron los mandatarios de Tucumán, Santa Cruz, Chubut, Formosa, Tierra del Fuego, La Pampa, La Rioja, Chaco, Catamarca, Santiago del Estero, buenos Aires, San Juan, Entre Ríos y Misiones”, expresaron en un comunicado.

La "foto familiar" de los gobernadores reunidos con el presidente Alberto Fernández para dialogar sobre el proyecto de ley por el acuerdo con el FMI. (Foto: Télam)
La «foto familiar» de los gobernadores reunidos con el presidente Alberto Fernández para dialogar sobre el proyecto de ley por el acuerdo con el FMI. (Foto: Télam)Por: MAXIMILIANO VERNAZZA

Tres días mas tarde, los gobernadores del NOA y el NEA mantuvieron una cumbre en Chaco en la que resolvieron enviar una serie de notas a Sergio Massa, y al Jefe de Gabinete, Juan Manzur (que participó del encuentro), para incluir un artículo específico en el Presupuesto 2023 que blinde el financiamiento de obras en el norte grande.

“Facultase al Poder Ejecutivo a promover la asignación de un financiamiento garantizado con fuentes nacionales e internacionales durante el transcurso de 15 años a los efectos de corregir las asimetrías históricas en materia de infraestructura vial, energética, sanitaria, escolar, habitacional, fibra óptica, portuaria, habitacional, agua potable, cloacas, gas, entre otras. El monto anual garantizado deberá alcanzar como mínimo el 40% del presupuesto de obras de infraestructura asignadas contabilizando las fuentes nacionales e internacionales”, señala ese artículo.

El mismo parece haber surtido efecto, ya que a finales de septiembre, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, junto a gobernadores autodenominados “del Norte Grande”, realizaron una gira por Estados Unidos con el objetivo de atraer inversiones, buscando promover el interés sobre el potencial de la industrialización de la producción de litio en la zona.

El viaje incluyó reuniones con empresarios, inversionistas, científicos, importadores y distribuidores de productos argentinos, organismos multilaterales y dirigentes políticos, tanto en Washington como en Nueva York.