El tiempo - Tutiempo.net

¿Guiño para Sáenz?: Los peronistas acordaron dejar de lado las mezquindades para ayudar al gobierno

0
52

En el congreso anual del partido se escucharon duros cuestionamientos a la conducción por el resultado de las últimas elecciones. Urtubey respondió.

San Antonio de los Cobres fue el lugar elegido por el peronismo salteño para desarrollar su congreso anual. Además de aprobar los balances contables y legislativos de sus representantes, el congreso sirvió como centro de debate por el resultado que obtuvo el partido en las últimas elecciones.

Uno de los primeros en hacer uso de la palabra fue Pablo Kosiner. El legislador nacional aseguró que con Juan Manuel Urtubey a la cabeza, el PJ formó parte de uno de los gobiernos más peronistas de la historia de Salta.

Después de destacar las políticas de «inclusión y justicia social» aplicadas en los últimos 12 años, Kosiner convocó a sus ‘compañeros’ a trabajar en una construcción política «que sea del tamaño del conjunto de la sociedad» en la provincia y el país.

Minutos después, en el complejo polideportivo del municipio ubicado a 180 kilómetros de la ciudad de Salta, habló Manuel Santiago Godoy. «Ya no somos el histórico partido mayoritario de la provincia», dijo «El Indio» sin titubear.

El ahora ex presidente de la Cámara de Diputados destacó la victoria de Alberto Fernández como presidente y enfatizó que el país saldrá de «la oscuridad y el hambre» después de cuatro años de gestión de Mauricio Macri.

El diputado provincial aprovechó su alocución para plantear la reforma de la carta orgánica partidaria y de esa forma eliminar la Comisión de Acción Política (CAP) para evitar un «doble comando» en las decisiones partidarias.

El plato fuerte llegó de la mano de Juan Manuel Urtubey. Desde el escenario, el gobernador y presidente del partido respondió a los cuestionamientos que viene recibiendo desde hace semanas por haberse declarado prescindente en la última contienda electoral y algunos abucheos que hicieron escucharse en el congreso.

Sobre un total de 119 congresales, solo asistieron 74 al congreso anual del Partido Justicialista

“Hacer peronismo no es andar predicando por ahí cuando la culpa es de otro. Hay que ir y competir y cuando competís y perdés te la tenés que bancar. Porque si competís y perdés te la bancas. Ahora somos todos guapos, no sacan un uno por ciento en una elección y después son guapos. Hay compañeros y compañeros peronistas que en sus departamentos fueron candidatos por afuera del partido y sacaron más del 50% de los votos”, afirmó el mandatario.

Pero su enfático discurso de barricada no quedó ahí. “Hay que tener dignidad”, subrayó Urtubey y agregó: “A veces se gana y a veces se pierde. Una de las cosas que vine a hacer a Salta es elevar la institucionalidad. La propia Eva Perón lo anunció en Jujuy, antes de morir, que había que cuidarse del conservadurismo salteño, lo dijo Eva no yo. Vine a Salta a sacarnos de la lógica feudal. En esta elección no hubo nadie con mi apellido de candidato en ninguna categoría y fue una decisión mía. En esta elección, este gobernador de todos los salteños no puso el aparato del Estado al servicio de un candidato porque eso es ilegal, porque eso es inmoral, porque eso no es peronista. Peronista es ganar con el pueblo, peronista no es oprimir al pueblo”.

PRIMERA PLANA. Los principales referentes del PJ en la provincia se congregaron en San Antonio de los Cobres para participar del congreso

Después de tanta euforia, el dirigente que ostentará la presidencia del partido hasta 2023, recordó que después de resultar electo gobernador en 2007 abrió “los brazos y el corazón” para invitar a todos a formar parte del gobierno. “Con esa misma apertura les digo que caminemos juntos para hacer de nuevo un peronismo que pueda darle expresión a aquellos salteños y argentinos que aún no lo tienen”.

Con estas palabras y pidiendo dejar de lado las vanidades para ayudar a Gustavo Sáenz y los 60 intendentes Urtubey cerró su último congreso del PJ como gobernador de la provincia.