Planes sociales: la estrategia deCristina para poder avanzar sobre una millonaria caja

0
81

El avance de la vicepresidenta sobre el manejo de la asistencia no tuvo una pizca de improvisación; busca provocar un doble efecto político

Aumenta la tensión entre el gobierno y las organizaciones sociales. Los dichos de Cristina Kirchner contra la cantidad de planes y la actitud pasiva del gobierno de Alberto Fernández frente la administración de los mismos a través de “dirigentes barriales” comenzó a surgir efecto.

Según detalla el periodista Edgardo Alfano, la maniobra está calculada: busca provocar un doble efecto político. Debilitar la alianza del Gobierno nacional con esos sectores y restarles poder territorial, sobre todo en el conurbano bonaerense, donde La Cámpora quiere crecer mucho más de lo que ha logrado.

El kirchnerismo busca apoyarse en los intendentes y en los gobernadores del oficialismo, siempre listos a la hora de abrir sus brazos para recibir cajas suculentas que incrementes las famélicas economías locales, sobre todo de cara a un año electoral como será el 2023.

Cristina se reunió en su despacho del Senado con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro. La idea es presentar un proyecto para pasar a los jefes comunales el control de los planes sociales.

Cristina Kirchner con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro

Datos claves: solo el “Potenciar Trabajo” tiene un presupuesto anual de más de 227 mil millones de pesos. Se estima que el Movimiento Evita maneja cerca de 130 mil planes y Barrios de Pie unos 60 mil.

Durante las últimas horas, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ratificó que “no va a haber más altas del plan Potenciar Trabajo” y señaló que apunta a que gobernadores e intendentes lo ayuden a difundir que los beneficiarios “pueden elegir dónde quieren trabajar, que no pueden ser rehenes de nadie”.